Una paloma sentada en una rama pensando en la existencia (2014)

 

"Bueno, yo ya serví esto y él ya lo pagó. ¿Cómo hacemos?"
“Bueno, yo ya serví esto y él ya lo pagó. ¿Cómo hacemos?”

Una paloma sentada en una rama pensando en la existencia (2014)

Director:

Roy Andersson

Writer:

Roy Andersson

Stars:

Holger Andersson, Nils Westblom, Viktor Gyllenberg

IMDB

De lejos, una de las películas más extrañas que he visto éste año… y tal vez en mucho tiempo. Una paloma… es una historia llena de “gags” de dos vendedores comisionistas de accesorios para disfraces. Ya está, es lo más objetiva que puedo ser sobre éste film, porque en realidad, siendo el hilo conductor aquello que acontece a los vendedores, hay más gente a la que le pasan cosas. Cosas ridículas, cosas penosas y cosas horribles que, sinceramente, vistas en perspectiva, causan gracia. Un marino que nunca llega a una reunión, una maestra de flamenco a la que el amor no le regresa, un príncipe al que le va terrible en la guerra, etc… y unos vendedores con la misma carisma que una chancleta vieja. Creo que debo ser la única que se rió a morir en el cine. Incluso vi irse a alguna gente, sin lograr entender la ironía que la vida es así, irracional por momentos, ridícula hasta el aburrimiento y aún así, apasionante. Bien ganado su Oso de Berlín y altamente recomendada para los que no le tienen miedo a lo diferente.

 

Mr Holmes

Holmes y la tristeza de sus útimos casos.
Holmes y la tristeza de sus útimos casos.

 

Mr Holmes (2015)

Director:
Bill Condon
Writers:
Mitch Cullin (novel), Jeffrey Hatcher (screenplay)
Stars:
Ian McKellen, Laura Linney, Hiroyuki Sanada

IMDB

Holmes, a sus 90 años, ya retirado de la acción, vive cuidado por una ama de llaves y el hijo pequeño de ésta, en una casa de playa. El muchacho le estimula a recordar ciertos casos finales de su anterior carrera de exitoso investigador, que habría sido narrada por su buen amigo Watson con exageraciones que la alejaban de la realidad. En el camino a contar la historia, su lucha por combatir el inexorable avance del Alzheimer y aceptar que no puede acabar su vida solitariamente: Necesita de los demás y tal vez, ellos de él. Paisajes hermosos -tal vez algo desperdiciados en el trabajo fotográfico- y la actuación conmovedora de Sir Ian McKellen, hacen aceptable una película que es modesta en su planteamiento y tal vez en su profundidad. Recomendada, sin embargo.

Qué complicado es ser nadie más que uno mismo

Estamos en lo que estamos.
Estamos en lo que estamos.

Winter is comming y te empiezas a preparar, en la mitad de un verano en el que sale el sol medio día y llueven tres días seguidos. Dale las gracias al calentamiento global, al Niño y a tu suerte, porque no puedes leer el futuro-pero sí ver el forecast- y llevas tu casaca de lluvia apelotonada en la cartera, en la mochila, en la cartera de excursiones. Ni hablar de llevar paraguas, que es para masoquistas: la mayoría de las situaciones de lluvia se dan con vientos al límite de huracanados, que voltean el aparato ése y terminas hecha una sopa y con una cuchara gigante, lindo de ver. La voz es una buena casaca con una gran capucha que puedas ponértela hasta las cejas y que te cubra hasta la media pierna. Algunas fashionistas vintage aún usan botas de lluvia y se me hacen lindas, la verdad, pero luego pillas que llueve, pero hace un calor de infierno y tu pie suda a lo grande dentro de una bota de caucho…

Huequerías de inmigrante. Hay otros problemas más apremiantes en mi bandeja: dar unos exámenes de idiomas, buscar que me admitan en unos estudios que voy persiguiendo hace meses, pidiendo que me hagan una evaluación comparativa de uno mis estudios en Perú (hice varios, en un intento por hacerme un lugar decente en la PEA y alguno ha servido, o todos), considerar proyectos de envergadura importante que significarían dejar de hacer unas cosas, volver a hacer otras y comenzar unas nuevas. En medio de todo, la rutina de todos los días en el empleo, en casa; en un día clásico con horas de 30 minutos (ya lo he discutido hasta el cansancio y forget it el segundo adicional que a mi no me ha cambiado la vida mucho).

Junto a ello, la necesidad biológica de querer pintar hasta caer muerta y mirar angustiada que el tiempo no alcanza y que si no aparece un Giratiempo o un Timelord a ayudarme, volverá el fuckin invierno y estaré nuevamente encerrada en el infierno blanco de éste hemisferio. Mantener mi salud mental y física porque no puedo darme el lujo de enfermarme de ningún modo y seguir girando, como dícen, porque así es la vida, camotito. Qué desgracia.

Pero…

 

Pero hay momentos en los que percibo que tengo acceso a niveles de felicidad y bienestar -aún desde la angustia por el porvenir- que no he tenido nunca. Inicialmente me los guardo, para luego compartirlos con aquellos que están cerca del corazón, más a modo de agradecimiento, porque lo que se logra, lo que se tiene, a lo que se llegará, siempre será producto de un camino recorrido en el que aparece siempre mucha gente. Multitudes.

 

Phoenix

"Escribe igualito que mi mujer, camina como mi mujer y se le parece mucho. Nop, no es mi mujer. Ahora sí que me gané con la herencia."
“Escribe igualito que mi mujer, camina como mi mujer y se le parece mucho. Nop, no es mi mujer. Ahora sí que me gané con la herencia.”

Director:

Christian Petzold

Writers:

Christian Petzold (screenplay), Harun Farocki, 1 more credit »

Stars:

Nina Hoss, Ronald Zehrfeld, Nina Kunzendorf

IMDB

Nelly, que es judía y rica heredera, regresa, luego del final de la WWII a un Berlín en ruinas. Lo hace acompañada de una amiga, miembro de la Cruz Roja, con la urgencia que requieren sus heridas: está desfigurada por el maltrato recibido en un campo de concentración. En su mente, sólo hay un objetivo; buscar a su esposo, quien no es judío y está desaparecido. Ella  olvidar la pesadilla vivida y continuar de una vez con su vida. Le encuentra una noche, en un bar de mala muerte en medio de las ruinas de la ciudad. Pero él no la reconoce luego de las operaciones reconstructivas y encima le pide que le ayude a falsear documentos para heredar a su esposa muerta, ella. A simple lectura, pareciera un culebrón y digamos que si no fuera por la magnífica manera en la que está dirigida, saldría más para un film de Almodovar. Sin embargo, la puesta en escena es austera en detalles pero efectiva en la narración de un viaje de regreso donde ya nada vuelve a ser igual. Otra película sobre mujeres a las que les pasan cosas, toman decisiones y cambian sus vidas. No tengan en cuenta mi fijación por la WWII (mina de historias para el cine y la literatura) y véanla.

 

Nacido Feminista

Capture d’écran 2015-07-09 à 15.45.19

 

Me doy el lujo de traducir entera ésta columna, porque lo amerita. Es hermosa, a pesar de todo. Es el testimonio de un músico, sobre la broma infame de un conocido comediante quebequense, quien dijo :

 

«Vestirse sexy y moverse de modo sugestivo en una discoteca para luego quejarse de las miradas insistentes de los hombres es un poco como comer helado en una villa etíope y decir “ Joder, no hay modo de comerse un helado sin que te estén mirando!”… »

Le Gros Cave

 

El comediante dice que no se desdice de lo que escribió… y alguien le responde…

 

Nacido feminista

Por Koriass

Conocî a una chica a la que violaron.

De hecho, era su primera relación sexual, ella tenía poco menos que 17 años.

El tipo tenía 27 años.

 

Ella hacía un curso de circo en el Club Med a donde ella iba de vacaciones con su familia. El tipo era su instructor.

 

Coqueteaban un poco entre las clases. Ella le encontraba a su gusto, él también. Una noche, el la citó en la sala de entrenamiento. Intrigada y excitada por la idea de que el muchacho le pida verse en privado, fue a verle. Desde que ella entró en el lugar, el instructor apagó las luces y bruscamente puso su propio sexo en la boca de ella. Luego le bajó la truza y la penetró de pie, hiriéndola. Ella no quería. Ella no decía nada.

 

El continuó.

 

Ella sufría todo eso en silencio, sin colaborar ni mostrar placer, sentía hacer el papel de idiota, de decepcionarle a él.

 

Cuando se acabó y él prendió la luz, había un hilo de sangre en el piso. El primer reflejo del instructor fue decirle que no se lo contara a nadie, sobre todo a su novia. Nada de reconfortarla o saber si todo estaba ok. Soy el único al que ella le ha contado esto. Ella está a la mitad de su treintena, ahora.

 

Mi amiga se siente aún culpable, casi 20 años luego del incidente. Aùn tiene problemas para entender que no fue su culpa, que era la responsabilidad de un tipo el saber que ella estuviera 100% segura antes de mandarse. Que era ciertamente una violación, porque hubo una parte que no consintió. Ella se dice aún que debe ser su culpa, que ella no debió jamás ir, que nunca debió mostrarle interés desde el comienzo, que ella se lo buscó.

 

Sé que cuento la historia de millones de chicas que en este momento han vivido esto y que siguen con estos efectos a largo plazo… y que ellas creen que es su culpa.

 

Y sé que hay muchos tipos que leen esto y se dicen que mi amiga tiene razón en decir que es su culpa, porque no fue una violación, finalmente, ella se lo buscó, que hacía ahí si no quería nada?

 

Lo sé, porque, sinceramente, cuando escuché esta historia hace 5 años, tampoco estaba seguro de que fuera realmente una violación.

 

Porque, según mis recuerdos, una mujer que es violada corre, grita por su vida, le han arrancado su ropa interior y le han golpeado a morir antes de dejarla tirada en una playa de estacionamiento subterránea luego de cerrar. Es violento, desagradable, hecho de noche, rápidamente, por un desconocido horrible que ha salido de sorpresa.

 

Esta historia me ha abierto un poco los ojos sobre lo que es verdaderamente una violación. Me hizo salir de mis certezas.

 

Yo crecí con Piment Fort (programa de tele Qc) )  , los chistes sobre las diferencias entre hombres y mujeres de Peter Macleod, las bromas sexuales de los albunes de música gangsta rap, el porno suave de Bleu Nuit, el porno duro del canal Indigo del 51 al 63 (tuve tele en mi cuarto y me iba a dormir realmente tarde), la idea general de que una mujer se queda en casa y un hombre trabaja, y mi tío Richard, quien me dió “el buen consejo” de relación de pareja cuando tenîa 7 años: «cuando escojas a tu mujer, tiene que ser linda y sucia». En serio.

 

Extrañamente, en la primaria, mi mejor amiga era una chica, Jade. En secundaria, me encantaba hacer reír a las chicas antes que seducirlas. ¿Mi primer empleo? trabajaba con 8 chicas, ningún chico. Era el amigo de mis colegas. Mi primera experiencia sexual -a los 14- fue un desastre, así que esperé a mi primera novia de verdad para hacer el amor, a los 18. Fue su primera vez, también, estuvo bien.

 

Crecí siendo programado para ser un imbécil. Para cultivar y engendrar ese comportamiento de dominaciôn hacia las mujeres, esa posición de autoridad ante el sexo femenino. Todo aquello que es perpetrado por nuestros valores sociales fundamentales, anclados en nuestro modo de vida, igual que en nuestro humor.

 

Pero yo jamás fui así. ¿Porque soy gay? Nada de éso. Yo quería ver a las chicas en mi cama, como cualquier otro. Pero jamás quise jalarles del cabello o darles de nalgadas como aquel otro fulano hipersexuado que ve mucho porno. ¿Porque soy timido y me da vergüenza? Nada, tenía muchísimas amigas con las que conversaba libremente sobre muchos temas, en las que me confiaba y que confiaban en mí.

 

Me di cuenta porqué jamás fui así.

 

Porque siempre vi a las chicas como mis iguales.

 

Veo a los hombre y las mujeres iguales desde mi infancia. Salgo del closet: soy un Feminista natural.

 

Me van a lanzar a las rocas porque digo que soy feminista. Porque la palabra «feminista» hoy, es peyorativa. Porque escuchamos que mujeres enojadas incendian sus brasieres o las FEMEN que rompen las vitrinas o chancan los autos de la F1. Esas mujeres que ven a todos los hombres como violadores, cochinos, eyaculadores crónicos.

 

Pero el feminismo, y yo cito la definición, es «un conjunto de movimientos e ideas políticas, filosóficas y sociales que comparten un objetivo común: definir, establecer y esperar la igualdad política, económica, cultural, personal, social y jurídica entre las mujeres y los hombres ».

 

Entonces, a la franca, si tu eres feminista es porque quieres que la mujer sea igual al hombre, en todas las esferas sociales.

 

Puedo decir, entonces, sin ninguna vergüenza, que soy feminista.

 

Pero hoy tengo un poco de vergüenza de ser un hombre. Porque hay un humorista llamado Le Gros Cave (la gran cueva) – que no lo es para nada- que ha hecho una broma desagradable sobre las mujeres y a la cual los hombres se han manifestado, de manera violenta, acusando a las mujeres de feminazis, de putas frustradas, porque se oponen a una broma que hable sobre la cultura de la violación. Negar esta “broma” busca desconocer la definición exacta de esta expresión, convirtiéndose en una gracia para muchos, creyendo que es un término usado para hablar de todos los hombres que osan abordar a una mujer, tratàndoles sistemáticamente de violadores.

 

Ahî estâ el problema. Esa ausencia de profundidad. Ni dos segundos son necesarios para entender que es verdaderamente la cultura de la violación.

 

Lo que se quiere es darle culpabilidad de las víctimas, en un último esfuerzo por mostrar la superioridad sexual masculina y el natural servilismo (impuesto) a la mujer, ambos presentes en certezas retrógradas sobre las relaciones hombre-mujer. ¿La mujer es hermosa? ES INEVITABLEMENTE PARA AGRADAR AL HOMBRE. ¿Ella baila de forma sugestiva? ELLA BUSCA DEFINITIVAMENTE QUE SE LA TIREN.

 

Esta ilusión es creada por la forma en la que la naturaleza es hecha, el macho penetra a la hembra, está sobre ella, la domina para mejor para reproducirse mejor, se la disputa con otros machos para asegurar su propia sobrevivencia. Ellos son naturalmente dominantes, ellas son naturalmente sirvientes.

 

Pero la diferencia es que somos humanos. Que los humanos hemos evolucionado y que hay diferencias, MIERDA, comparados con los otros animales a nivel social.

 

Puedo ahora decir -otra vez- sin ninguna vergüenza, que soy feminista.

 

Mi amiga, aquella a la que violaron, es feminista. Milita y habla en favor del feminismo. Pero aún tiene problemas para aceptar que lo que hizo ése tipo està mal. Ella aùn cree que es su culpa, que ella se lo buscô.

 

De esta amiga, me enamoré. Tengo dos hijas con ella.

 

Dos chicas.

 

La versión original.

Lo que no cuentan los inmigrantes

Una aventura, lalala...
Una aventura, lalala…

Detrás de las historias de éxito, de fracaso (o cualquier otra historia más de inmigrantes, vamos) que todo el mundo conoce, hay otras historias, pormenores delicados, puntillosos y de las que muchos no hablan, sea porque no tienen intenciones de caer mal, porque simplemente les parece doloroso o han decidido ignorar porque a nadie le gustan las historias complicadas, salvo que sean para culebrones de Almodovar (donde, créanme, ahí sí que suelen funcionar). Tal vez valdría la pena hacer una lista detallada, pero en ello estarîa traicionando a muchas personas, incluso a mi misma, contando cosas que sólo se las he dicho a otro inmigrante como yo o a mi familia cercana. Tal vez convendría hablar, simplemente, generalmente, sin apuntar los asuntos…y a la vez, apuntarlos.  Esto son, básicamente, los topics generales que te hacen pensar como inmigrante y que no siempre resuelves satisfactoriamente. Qué remedio, éstos son:

 

La soledad

Dependiendo a dónde llegues, el golpe cultural empezará con la absoluta certeza de que no conoces a nadie, salvo a tus contactos primarios, si los tienes. Estos podrían ser la familia que te acoja y, en el peor de los casos, tu casera y -si son sociables- tus vecinos. Te puedes pasar los fines de semana y los feriados en la más absoluta soledad, con el fastidio sincero de reconocer que en tu país de origen estabas mejor en ése aspecto… (para algunos, en ése sólo aspecto). Te urgirá hacerte amistades, lo que me lleva al punto siguiente…

 

El amor

Un punto escabroso. Como sea, el decidir dejarlo todo y emigrar a otro país te pone el reto sentimental, el de encontrar una pareja. La distancia, inevitablemente, transforma los sentimientos. Si estás dejando a alguien, tus prioridades al establecerte en este nuevo lugar toman la delantera. Que un amor perdure, estando ambos separados, es una proeza; tienes que resolver problemas en el lugar en el que estás, sin él/ella. Si llegas emparejado, las costumbres culturales te pondrán a prueba de modo drástico, pues en el trabajo de adaptarte, tendrás que adaptar tu relación a esta nueva cultura: llevar la casa, hacer las compras, no es sólo de mujeres; de la misma manera, hacer trámites, pagar facturas, llevar el auto a revisar no es chamba del varón, y así. Las peleas van a surgir, oh sí. Un interesante porcentaje de parejas se separa y divorcia luego del esfuerzo de emigrar.  Si vienes solo, el peligro es que la soledad te aplaste al punto de prenderte de lo primero que pase; requiere un esfuerzo especial por no perder el norte al respecto. Tal vez uno debería hacerse las mismas preguntas sobre sus intereses sentimentales como si siguiera en casa y pensar si de verdad, en el proceso de adaptación es necesario tener una relación de pareja y cómo desearían que fuese. Si pasa tus filtros, vale la pena; si no sucede así, pues a volar, joven.

La enfermedad y la muerte

Te asusta enfermarte, aunque el sistema de salud sea magnífico. En tanto estás en un país extraño, donde los servicios te son ajenos o se te hacen complicados de acceder o simplemente, te aterra caer en cama sin tener quien te cuide, le prestarás atención a tu salud. Llegarás a lo hipocondriaco, a veces. Harás el esfuerzo por tener una vida saludable. La sola idea de que caigas enfermo te podría llevar al estrés. Imagínate la idea de morir, lejos de casa, en otro idioma, con gente desconocida cuidándote. No creo que haya un sólo inmigrante adulto que no haya sentido alguna vez ésa sensación de desamparo.

 

Las nuevas amistades

Cualquiera es un potencial amigo. El hambre de amistades se te nota en la cara y dependiendo donde caigas, puede agradar o simplemente producir rechazo. Sin embargo, sabes que la gente que te otorgue su afecto amical, y que este perdure, es porque realmente te aprecia. Aprenderás a no confundir cordialidad con afecto. Prácticamente cualquier persona puede ser cordial contigo. Te podrán preguntar sobre tu vida y decir que eres muy valiente por haber emigrado, tal vez se tomarán un trago contigo (en grupo es lo más probable) y hasta te mostrarán la foto de sus hijos (entre otras cosas tontas que los latinos consideramos como prueba de amistad) pero a veces no les vuelves a ver más o nunca sabes dónde viven. Sin resentimientos, hasta cierto punto. Porque también encontrarás a gente con la que compartirás modos de pensar, algunas ciertas costumbres claves y que empatizarán bastante contigo como para establecer verdaderas amistades. Toma más tiempo que nuestras calurosas culturas latinas, la verdad, pero luego son, como dije en un post anterior, a prueba de balas.

 

El concepto de bienestar

Caray, quién no se acostumbra a lo bueno. A vivirlo y a participar en su manutención. Te asombrarás primero e imitarás luego. A reciclar. A respetar las señales de tránsito, aunque seas peatón. A esperar tu turno pacientemente (en tanto no veas nada que te saque de tus casillas, claro) y a respetar ése turno asignado. Entiendes, entonces, que el bienestar no está pegado al dinero- aunque ello te permita tener un nivel de vida que jamás hubieras podido tener en tu país de orígen- sino en la calidad de vida. En la certeza de que el sistema funciona, porque todo el mundo participa para ello. No, no es la maravilla, pero para lo que viviste (sobre todo si eres peruano o colombiano y has vivido años de caos y barbarie), la tranquilidad es impagable. Impagable.

 

Relacionarse con la ley y el Estado

Te asusta, casi siempre. Casi siempre, sin motivo. Es tu trauma con el lugar desde donde vienes. Asumiendo que no tienes intenciones de quebrar la ley e ir metiéndote en problemas por todo lado, claro. Las comunicaciones oficiales te asustan lo suficiente como para responder al instante y tratas de resolver todo lo más pronto posible, siempre con cierto dolor en la boca del estómago: escuchas horribles historias de gente que no ha pagado sus impuestos, que ha recibido multas exorbitantes por una infracción, etc. y lo haces por una buena razón: De verdad sucede. Tratas de comportarte mucho mejor a como lo hacías donde viviste, porque no quieres irte. Y ya, pagas, cumples obedeces tranquilito nomás. Eso sí, las fuerzas de la ley te siguen asustando como para cambiar de acera si les tienes cerca. Caleta nomás.

 

Tu espiritualidad

Depende mucho de la que tuviste al emigrar. Muchos siguen con sus raíces y rituales: inmediatamente descubren los lugares de culto, los horarios, si es que hay rituales en su idioma, etc.. Otros lo usarán a modo de terapia, con éxito; nada como un templo para que, en silencio, seas capaz de clarificarte sobre tu estancia en un nuevo lugar. Otros vendrán a descubrir cosas nuevas, si les apetece. Otros estarán en el “ni chicha, ni limonada”, si consideran que tal asunto no es importante, buscarán el apoyo religioso según el estado de ánimo del momento. Descubres, finalmente, que no existe ya la presión social de practicar la religión, pues se convierte en algo que queda en tu intimidad. Sorry, pero es genial que puedas creer en el Señor de las coladoras de tallarines si te pega, con cero remordimiento, además.

 

Tus valores y los valores que encuentras

Una de las primeras cosas que te hacen incapié al emigrar, de alguna u otra manera, es que, para que puedas integrarte, aceptes y abraces los valores locales. Para muchos es un shock completo, sobre todo, comprobando (en Canadá), que el aborto es permitido, el matrimonio entre personas del mismo sexo también y la libertad religiosa es pues… libertad. Para algunos otros es como que abran la puerta de un jardín y te digan que puedes ir a pasar todo el tiempo que quieras, sin hora de retorno. Si tienes problemas con las libertades descritas, tienes un problema para adaptarte. Si, tal vez algunas te parezcan chocantes o progresistas (sorry, a mi nop), y tal vez quieras conservar algunas de tus ideas, pero, realmente, ¿has hecho tanto esfuerzo para emigrar, adaptarte y no vas a ser lo suficientemente abierto como para no aceptar que la gente tiene derecho a amar, creer en lo que le venga en gana y ser propietario de su propio cuerpo? Think about it.

 

El racismo y la discriminaciôn

Espinoso. Sobre todo porque habrá quien te diga que “no existe” y sin embargo, te percatarás de él sutilmente (si realmente tienes ganas de mirar), dependiendo del lugar donde vivas. Tal vez decidas ignorarlo y ello será una bendición. Tal vez, al percibirlo, persistirás o intentarás apartarte lo más posible. El racismo es una realidad inevitable en cualquier lugar. Generalmente viene de gente que no ha tenido oportunidad de conocer inmigrantes o que ha tenido pésimas experiencias con ellos , o en el peor de los casos, gente ignorante. En todo caso, no es tu culpa que ellos existan. Ni tienes por qué esforzarte en relacionarte con ellos, salvo que sea inevitable. No tienes nada que demostrarles, porque no has venido a ello. Has venido a hacer una nueva vida, a mejorar, a revisar todo lo que aprendiste en casa y a descartar lo que no sirve, para abrazar lo nuevo. Again, sin remordimientos.

 

Para completar: emigrar es la misma jarana en donde te encuentres. Requiere que te reinventes y te hace formidable contendiente ante aquel que no haya tenido que hacerlo. Sólo hay que estar abierto a aprender.Checa esta lista màs dinàmica y menos florera que la mîa, con dibujitos que se mueven, como le gusta a la gente…

Amour Fou

AMOUR FOU 07
“Gracias por recibirme, frau. ¿Tiene usted un momento para que le converse sobre las ventajas del suicidio conjunto por amor?”

Director:

Jessica Hausner

Writer:

Jessica Hausner (screenplay)

Stars:

Christian Friedel, Birte Schnoeink, Stephan Grossmann

IMDB

El poeta incomprendido que no logra obtener el amor (y al que, sinceramente, no dan muchas ganas de hacer caso). La ama de casa muy amada pero sin amar. Un extraño encuentro social y una propuesta que parecería ridícula para los tiempos que corren: el poeta desea morir en brazos de alguien que le ame. Ambientada en las mismas épocas en las que Jane Austen hace que sus heroínas hagan justo lo contrario: salir corriendo.  Hermosa dirección de arte para un drama que te hace recordar al instante a Las Desventuras de Joven Werther (awnnn el Romanticismo, aquel movimiento literario que era viril, que no temía mostrar los sentimientos y que acabó… bueno). No recomendada si estás muriendo de amor o andas con ideas suicidas.

Far from the Madding Crowd

 

 

Call me Katniss, Katniss Everdene... Wait... ¿cómo se hacía ésta vaina?
Call me Katniss, Katniss Everdene… Wait… ¿cómo se hacía ésta vaina?

Director:

Thomas Vinterberg

Writers:

Thomas Hardy (novel), David Nicholls (screenplay)

Stars:

Carey Mulligan, Matthias Schoenaerts, Michael Sheen
IMDB

Carey Mulligan, a quien recordarán mejor como una de las hermanas de Keira Knightley en Orgullo y Prejuicio, es la protagonista de esta historia (basada en la novela de Thomas Hardy y adaptada ya alguna vez en el cine, con interesante éxito) en la que una mujer busca, en una época en la que se era un adorno, vivir de manera autosuficiente. Habiendo heredado una fortuna y una granja, su búsqueda por ser completamente independiente la llevará a algunas malas opciones. Sin embargo, no es una heroína trágica: ella sabe que puede siempre corregir su rumbo. Me gustan las historias de mujeres fuertes y  Mulligan está para seguirle la pista: su siguiente película es de sufragistas, con dos grandes, Meryl Streep y Hellenna Bonham Carter.

Bonus: Días de cine habla sobre ella.

La Familia Bélier

Quizá una de las escenas más dulces del film: Papá escucha las vibraciones del canto de Paula.
Quizá una de las escenas más dulces del film: Papá escucha las vibraciones del canto de Paula.

Director:

Eric Lartigau

Writers:

Victoria Bedos (original idea), Thomas Bidegain (adaptation)

Stars:

Karin Viard, François Damiens, Eric Elmosnino

 

IMDB  

 

Una familia de sordomudos, salvo la hija mayor, quien les sirve de intérprete, viven en una granja lechera donde producen quesos que venden en la feria dominical. Como siempre, las armonías se complican cuando la hija descubre tener un talento especial para el canto, para contrariedad de la familia, que no entiende que ella tiene que irse a luchar por su sueño. Las canciones de un clásico de la varieté francés, cantadas por la ganadora de la edición francesa de La Voz, Louane Emera, quien tiene el suficiente carisma como para sostener una película familiar que ha resultado ser taquillera en Francia. Sinceramente adorable,  y por momentos hilarante.

 

 

Bonus (se habrán dado cuenta que soy fan de ese programa, ¿no?) : Días de Cine habla de la película.

¡Este no es un blog de cine!

Saint-Laurent-Biopic
Saint-Laurent, en pleno estado reflexivo-creativo.

 

Que no. Que sigo sin saber de qué se trata, a pesar del mucho tiempo que llevo haciendo cabriolas por aquí. Me he prometido éso sí, escribir un poco más seguido, aprovechando que el verano es mi estación creativa, con la ilusión de que algo se me pegue, como la disciplina de postear por acá. Mientras estuve escribiendo en el diario La República de Perú, escribir era una obligación agradable, pero una vez que terminó, aproveché para hacer otras cosas algo urgentes. Una de ellas, convertirme en ciudadana canadiense. Pero de éso no hablo hoy.

 

Estuve haciendo unas pequeñas entregas para el blog que comparto con unas amigas de Perú, la Silla Ecléctica y se me quedó pegada la idea de trabajar pequeñas reseñas sobre lo que estoy viendo en el écran (sin importar el tamaño) estas semanas. Veo demasiada tele y sobre todo, demasiado cine. En el caso de éste último, a causa de un cineclub que me queda a una cuadra de casa y que pasa películas que salen del circuito comercial. Claro, tengo que aclarar que muchas veces he salido al cine luego del trabajo, en invierno, a temperaturas bajo los -20 grados, porque simplemente vivir encerrado en casa más de seis meses en los que oscurece a las 4pm es ya un seguro paso al suicidio. Irse al cine se convierte en una terapia, entonces.

Here we go.

Saint-Laurent (2014)

Director:

Bertrand Bonello

Writers:

Thomas Bidegain (screenplay), Bertrand Bonello (screenplay)

Stars:

Gaspard Ulliel, Jérémie Renier, Louis Garrel

La otra versión de la vida de Yves Saint-Laurent (sip, hubo otra, que también vi y que me dejó sumamente insatisfecha, por la mediocre visión sobre su vida  ). En este caso, una obra mucho más dedicada a su trabajo creativo, a su autodestructiva vida personal y su éxito agobiante. Yves es un ser sensible que observa a las mujeres casi con cierta envidia, pero que logra interpretarlas y plasmar sobre ellas, con géneros y brocados, la fantasía que cada mujer lleva dentro de sí. De otro lado, relaciones conflictuosas con amantes que, en algunos casos, lo llevaron a la adicción y su casi colapso creativo.

Alocante el uso del color, la excelente banda sonora y la caracterización de Saint-Laurent por Gaspard Ulliel, aunque el otro Saint-Laurent (sep, el de la otra versión, Pierre Niney ) es de apariencia más frágil y conmovedora.