Harry Potter, el sancochado mental y el muchacho de mis sueños.

Mi sobrina tuvo la culpa. Fue el hombre manco de la serie. La fugitiva soy yo, escondiendome de mis amistades que me ven con agenda repleta por actividades extra curriculares. También está este mundo loco, donde todo se me entrecruza y yo no duermo. Los malditos ojos de Harry.

Pero cuando lo hago, aparece el mismo personaje desde mi adolescencia. Cabello semi rizado, ojos azules, gesto sereno. Ora sentado en una blanca habitación, ora viniendo desde algún paraje, apurado, como siempre.

¿De dónde vienen los sueños? o, como me decía un espectorable ¿A dónde van tus sueños, cuando duermes?

No van a ninguna parte.

Aggg. Nínfulos del mundo real: no confabuleis contra mi.

One Reply to “Harry Potter, el sancochado mental y el muchacho de mis sueños.”

  1. aaaaaahh los nínfulos amiga mia, los nínfulos, sobre todo aquellos que son de devocion popular, como aquellos que tenemos nosotras ujaujauaujauajua.

    old devotion british

Agregue un comentario