La Medida de la Felicidad

¿No te has dado cuenta que, conforme van pasando los años, la percepción de los momentos de felicidad, van siendo cada vez más palpable y directa a todos tus sentidos? Pareciera como si, justo por la infelicidad que te suele rodear, este momento especial brilla como si fuera una antorcha en el resto del dia del diablo que normalmente tienes.

La bendita felicidad y sus pequeños momentos. Yo solía tener “estadíos”, momentos larguísimos de completa y obscena felicidad, o al menos esco pensaba. Entonces alguien me dijo que lo cierto es que se van encogiendo, hasta convertirse en instantes que no logras atrapar en ningún lugar, salvo en tu mente y en tu corazón. En esos segundos preciosos, en los que te das cuenta que eres parte de un plan divino y que tu vida está en tus manos de verdad, sólo puedes agradecer al universo por ser parte de él. En ese asunto queda mi sonrisa de oreja a oreja, un día soleado, de obligaciones canceladas y sin deberle nada a nadie, mientras camino por Lima la horrible.

Me pregunto si, aquellos que lo tienen todo -me refiero, puerilmente, materialmente hablando-, tendrán momentos de felicidad más grandes que los míos. Probablemente…

2 Replies to “La Medida de la Felicidad”

  1. Hola, soy nueva en esto de los caminos blogeados. Me gustaron tus palabras sobre la felicidad…me interpretas completamente. Bien, bien…me gusta cuando alguien dice lo que yo siento y con las mejores palabras.
    Demuestra una sensibilidad y capacidad expresiva en las palabras escritas que, a veces, muchos quisiéramos tener.

Agregue un comentario