Quod omne animal post coitum est triste

Eso va en viceversa. Yo preferiría, simplemente, que agarraras tus tiliches y te fueras rápidamente. Mis sueños son míos y de nadie más.

Todo esto, a propósito de este buen posteo de Fe de Ratas.

Agregue un comentario