Un lunes 27 cualquiera.

Lunes 27

Me encontraste, con los ojos entrecerrados, mirando hacia mis pies. Hubieras echado una moneda, y yo hubiera empezado a hacer muecas. Te gustan las muecas. Mueves una esquina de tu boca y luego todo vuelve a una normalidad de sitcom. A mi me vuelven, sinceramente, loca. Había pintado la atmósfera, dejándote para el final. Ningún color me combina contigo. Hubieras puesto la moneda. Debo hacer más estudios, antes de aventurarme.