El infierno a pedido

imagen de aquí


Mi fin de semana ha sido de pesadilla. Desde el viernes hasta las primeras horas de hoy.  Se supone que éste es mi mes y un chorro de pensamientos positivos, como los que cuenta la gorda que lee las cartas en visión 20.

Tons, pese a mis autopastillas para la moral (calistenia includded) y mis mejores deseos, mi fin de semana fue de mierda.  Desde lo que soñé el mismo viernes en la mañana, la visita a cierta embajada al día siguiente y despertarme el día domingo (incluso antes de que me despertaran los alaridos religiosos de la iglesia evangélica, cuya espalda da directamente hacia mi ventana) para salir corriendo a cargar a una tía que pesa 100 kg (eso incluye, levantarle el calzón cada vez que iba al baño), contando con que hoy por poco no logro recuperar un documento que “supuestamente” tomaba dos días tramitarlo, pero a mí me ha tomado casi 15…

“En el Perú, lo único predecible es que todo es impredecible”, fue lo que yo había escuchado por ahí y eso iba repitiendo,  en voz baja, mientras caminaba por las calles de Miraflores, el sábado; enchompada y con un sol que derretía aceras…el domingo lo repetía, cuando llamaba a los bomberos, para que me ayudaran con la tía gorda, porque a mí me estaba por salir una hernia que me llamaría “mamá”.

Lo único, lo imponderable, pues. No importa cuánto prevengas, de alguna manera, lo impredecible te va a agarrar con los pantalones abajo. Tu soberana cara de idiota te acompaña, para aprender (y conformarte) que, aunque exista un Plan A, B, C… H, igual es.  Tons, lo mejor para curarse un mal fin de semana del pedo es reflexionar que hay que hacer planes para lo impredecible, también. 

Sinceramente, eso me hará caer el cabello, con ganas. Este FDS fue un preview de mi propio infierno.

Hay más qué decir pero tengo que irme. Maybe tomorrow.

3 Replies to “El infierno a pedido”

  1. OH DREAM, fin de semana pal’olvido… Yo en cambio, feliz feliz con mis 30 añales. Por cierto, las otras emes y yo seguimos esperando tu post prometido.

    Ya vamos por la tercera entrega, dale una miradita 🙂

    http://amigasdem.wordpress.com

    Saludos,

    Malita (o saltamontess, para los antiguos)

  2. A lo mejor y te persigue un karma. NO es normal que siempre tes asaa. Quizá tengas que hacer tu lista, ya sabes como Earl 😀

  3. ay, mijo: uso cintita roja en la muñeca izquierda, duermo en un cuarto pintado según las reglas del feng-shue… hasta poco más de un mes, todos los lunes me la pasaba escupiendo agua florida en mi oficina (el pomo se me terminó)…

    tons, como que nooooooooo.

Agregue un comentario