Cajita Boba Querida

Qué chiquita eras. Te quedabas esperando a que empezara la emisión de la señal (mientras estaban trabajando tus padres) y tus ojos se llenaban de lo poco que te podían ofrecer. Hablo de la tele, hijita. Ese aparato que cambiaban de posición para que no vieras y que igual, te acomodabas para espiar desde tu cuna.

Algo de tus recuerdos, vuelve a verse. Sólo por que pertenece a tu mundo onírico infantil y porque siempre esos recuerdos son dulces.

Le doy con la yema del gusto a Chochi, que adora a Topo Gigio y a Rafaella Carrá. Yo me quedo con el videillo perucho.

¡Feliz cumple, Gigio!!!






2 Replies to “Cajita Boba Querida”

  1. Si alguien tiene un Topo Gigio de plástico, de los antiguos, que tenía un mechoncito de pelo sintético, zapatones rojos y se le podía cambiar ropitas, en buen estado; pase la vozzzzzzz.

Agregue un comentario