In Articulo Mortis

Cuando mi madre le preguntaba a la suya, más retóricamente que por otro motivo, “¿mamá, tú crees que me casaré?” mi abuelita sonreía y le soltaba la consabida frase:”matrimonio y mortaja, del cielo bajan, hijita; si te has de casar, aún in artículo mortis” Por supuesto que mi madre la miraba, aguantando el gesto desdeñoso de quien no se cree el asunto y quedándose en la luna. Aún así, se casó con mi padre, lo cual resultó ser un buen negocio, porque nací yo, abrí este blog y ahora te vas a creer todo lo que escribo, en one. Buen negocio. Como sea, si mi mamá me pregunta sobre por qué diablos sigo soltera a la edad que tengo, le suelto la bien sabida frase y con ello, cierro el circulo y de paso, la saco de quicio.

Así con todo, la primera y única vez que se me ocurrió fantasear con la idea de un matrimonio como se pide chumbeque, fue cuando estudiaba diseño de modas y me asignaron trabajar en una colección de vestidos de novia. Diseñar era como jugar a las muñecas de papel y no se me ocurrió mejor idea para iniciar el trabajo creativo, que crear mi propio vestido. De ahí a mi boda de ensueño fue un salto.

Picture this: La conocida iglesia de Santa Rosa de Ocopa, en Huancayo. Carroza de caballos que lleva a una novia que tiene un vestido arcaizante, con mantilla y todo el rollo, por una vereda flanqueada de árboles y que al centro tiene una pequeña plazuela circular. Pie en el piso en perfecto chapín de seda, para caminar lo que resta, rumbo a novio vestido de blanco, mismo príncipe de cuento. Misa con coro criollo. Si me permiten cantar una canción, genial. Luego, todo el mundo a un hotel cercano, Huaychulo. Menú, carnero al palo y chanchito al estilo Orcotuna. Yo reparto. Pero antes, el novio debe bailar con la novia… marinera. Luego todo el mundo se sacude como le pega la gana, hasta que el cuerpo dé. El novio y yo huimos sin avisar, mochila en mano, hacia cualquier lugar.

Y dale, planear no cuesta nada. Algunas mujeres proyectan esto desde antes de su adolescencia. Algunos hombres también (lo cual me suele asustar). Planeé, como quien hace un ejercicio mental elaborado. Igual como planeé mi exequias. No big deal. Sé que en la práctica, mi abuela tenía toda la razón del mundo cuando decía que ciertas cosas tienen que encontrarnos, cuando sean los momentos correctos. Algo que mi madre sigue sin entender.

Como sea, el casting está abierto. Por vuestra cuenta y riesgo.

Sé que la he puesto un par de veces, pero ella lo dice mejor que yo. Mándame tu e-mail… XD

5 Replies to “In Articulo Mortis”

  1. imagina que yo queria casarme el año pasado…. pero asi con todas las de la ley…. aun conservo en cd con las musicas seleccionadas… que el grupo de un buen amigo ya debia de comenzara a ensayar…. obvio incluia quema de castillos,y gran comilona…. pero la novia… planes asi… creo q mas alla no tenia…. y aqui estamos 😀
    me encanto el post.

  2. Mi hermano se casará en Orcotuna
    y la novia emocionada, nos dijeron,
    baile y fiesta hasta la madrugada
    desde el mediodía la jarana empieza
    la iglesia en la plaza
    la procesión de invitados
    al ritmo de bandas de folclore estilizado
    y con el lechón recién horneado
    nos haremos un homenaje a la felicidad
    de un par de enamorados
    que de locos cambiaron la Lima gris
    por el celeste infinito
    de un cielo andino,
    al valle vámonos todos
    que en Orcotuna será la Jarana
    y la Virgen de Cocharcas con su bendición y permiso
    los casará en tan anhelado compromiso
    en una serena y tranquila mañana.

    Gracias me has hecho recordar con solo una palabra, disculpa el atrevimiento pero mencionaste boda y Orcotuna y la emoción se me desbordó. Un saludo sincero al dedo que ilustra.

  3. Que xvre Dream, muy pronto haré lo propio. Domain + web de protfolio + blog. QUe el java me dé tiempo y lo lanzo. Y por Dios, ya cásate y has feliz a un hombre honesto (y que te dé lo propio) xD muak!

  4. Me has dejado pensando, ¿porque asusta que un hombre quiera casarse?, ¿no es un lamento femenino generalizado que los chicos sean unos irresponsables que le temen al sacrosanto matrimonio?
    Las abuelas, que yo no tuve o mejor dicho no conocí, siempre son sabias, el matrimonio llegará cuando tenga que llegar, a mas hombres de lo que se cree no nos repele el tema.

    Y como he notado que a este blog y a su autora les envuelve los aires franceses, he recordado una estrofa de una cancion que me gusta mucho, no se si lo conoceras al autor, se llama cabrel, francis cabrel, supongo que si, ja.

    Je viens du ciel et les étoiles entre elles
    Ne parlent que de toi
    D’un musicien qui fait jouer ses mains
    Sur un morceau de bois
    De leur amour plus beau que le ciel autour

    (petit marie)

    Por si acaso de frances no se mas que de ingles, o sea casi nada.

    Saludos.

    Pd: En tu viejo blog tambien comenté pensando que era el actual.

  5. Rescatando frases:

    1.- “Aún así, se casó con mi padre, lo cual resultó ser un buen negocio, porque nací yo, abrí este blog y ahora te vas a creer todo lo que escribo, en one. Buen negocio.”

    No es generalizar, pero lanzo porsiaca un posible motivo, vamos se muy bien que pensar que “siempre” es por un motivo suena bastante simplista, pero igual ahi te va: ¿Crees que tu solteria es por tu caracter?, y eso que no te conozco ah.

Agregue un comentario