Kiero Caerte Bien

Yo soy un loco...
Yo soy un loco...

Intentar caer bien a todo el mundo es un ejercicio neurótico. Yo he escogido caerme bien a mí misma. Eso significa, pecar de estúpida e impopular para otros. Me parece lo justo ser tachada de babosa, cuando hay fundamento. Para eso está la gente, para hacernos ver nuestros defectos y en ello hay un favor: nos ayudan a mejorar. Pero cuando yo soy un pretexto para que un machocamacho le mande mesajitos a otra persona, mientras me alude, me recontrachoca. Más me funde que otros ingenuos se presten al juego. Deberían hacerle caso a la famosa frase “piensa mal y estarás en lo correcto” en sentido inverso, también. Nada es gratuito.

Todo por el rollo de una congresista perucha que tuitea. ¿Debe chambear? Que trabaje ¿Debe tuitear? Si eso significa una estrategia de comunicación horizontal, DEBE. No es una cosa fácil tener que exponerse, como persona, al espejo público. Hay gente que sigue con la imagen del otorongo inalcanzable y es válida. Hay otra gente que asume que ciertas actitudes de “bajar al llano” son inaceptables (más bien sospechosas) en un congresista. Hay gente a que le parece genial poder charlar con una cuasi “celebrity”, osea, cool, chévere, nice.  Pero el punto principal de toda esta discusión es el acceso del ciudadano simple, a sus autoridades y representantes; la posibilidad de conocerles, de hacerles llegar sus problemas y exponerlos al escrutinio público si no cumplen. Eso es lo asombroso en todo este rollo. Que dejen de ser “invisibles” en ambos sentidos. Por ello yo pediría más congresistas tuiteros. Más políticos tuiteros, que se tragaran el orgullo y soportaran el embate de la gente que circula por la internerd y que no es tan fácil de convencer, por un saquito de arroz, un kilito de azúcar y un calendario pa’ la sala. Exponerse significa votos. Muchos, ricos y seguros. Pero también trolls y malísimas interpretaciones. Loor a los valientes.

Entonces, discusiones sobre si hacen o no su chamba (es decir, tuitear mientras chambea, en el pleno, cuando está en su jato, mientras compra el pan, etc. Cosas que un congresista debe o no debe hacer… al parecer hay manual sobre ello y una ni enterada), sobre si la gente que les sigue es digna o no (sinceramente, WTF?! y sobre todo, ¿de qué? ¿de ser tu amix, tarado? paso), sobre si lo que esta congresista habla en su tuiter es verdad, mentira, idiotez o genialidad, están fuera de toda discusión.

Luego, yo sigo, desde mi cuenta privada a la congresista aludida en cuestión. No tengo roche con ello. Ni tampoco sus 2661 followers (hasta el momento), algunos de ellos, verdaderos fans. Tal vez aquel machocamacho que la seguía y que alucinaba demasiado con ella, sea el más recalcitrante criticón y me muela por ello. Pero la verdad es la verdad y yo no le quiero caer bien a nadie más que a mí. Tal vez, en algún momento, necesite la ayuda de ella o ella la mía (bastante modesta, quien sabe), y para algo sirva esta huevada del tuiter.

He dicho.

2 Replies to “Kiero Caerte Bien”

  1. ya que tienes, una cerrada defensa de tu amiga sasieta, al menos di con nombre quien es el machocamacho?
    creo que la sasieta hizo por ahi un par de cosas buenas, pero mas es la bulla y la peliculina que otra cosa, demasiado figuretti y frivola, que trabaje en silencio, su pagina personal es un culto a la personalidad
    y eso es malo solo trae gente como keiko, fujimori o abimael

Agregue un comentario