Periodistas

Yo soy libre de decir lo que me pega, pero debo de ser consecuente de lo que ello origine...
Yo soy libre de decir lo que me pega, pero debo de ser consecuente de lo que ello origine...

Esta mañana abrí la web del diario Correo, para buscar una info que había salido en su portada impresa y que quería verificar. Una fotografía aparecía en su home, que era una verdadera ofensa a todo aquel que entrara. Ni la voy a linkear, sólo diré que era una foto policial. Completamente insensible, un plano general de una víctima de asesinato. ¿Es que nadie se encontraba cerca para ponerle algunos papeles y cubrirla, siquiera? Tal vez para esos (tmre que no sé cómo llamarlos) individuos que cubren las noticias en ese periódico, la gente no tiene dignidad y mucho menos, un cadáver. Sinceramente, espantoso de ver.


Entonces hice el mismo ejercicio diabólico de pensar si no es que los periodistas no merecemos muchas veces, el maltrato. Cuando irrespetamos la privacidad del entrevistado y hacemos “público” datos intrascendentes que le perjudican; cuando no confirmamos los rumores y nos “mandamos”, malogrando honras (y luego nos importa un pedo disculparnos); cuando creemos que la etiqueta de “periodista” nos hace impunes a la prudencia y la educación. Todo, por la exclusiva, por las ventas copiosas y el reconocimiento (u odio, que es mejor que la indiferencia, como la canción) del medio y la gente.


A mí me jode pues. Me molesta encontrar gente que se siente poderosa, sólo porque sabe que con un par de líneas (o con ninguna) puede fregarle la vida a otras. Me fastidia que se paseen como pavos reales y sientan que ellos “son la noticia”. Con sus actitudes, justifican los barbarismos que intentan imponer aquellos que no entienden más acción que la mordaza. Gente que no reconoce que la democracia es fregada, pero es lo único que tenemos, para vivir como seres dignos. Estos (otra vez no sé cómo llamarlos) que se alucinan periodistas, provocan y hacen -para la gente común- que algunas iniciativas idiotas tengan justificación.


Es evidente que todo el asunto del proyecto de “Ley de rectificaciones” ha sido una cortina de humo aprista para tapar sus roches pre electoreros y su corrupción (y si ellos creen lo contrario, necesitan terapia en mancha). Que la demanda a un blogger haya sido para “asustar” a los poquísimos que paseamos por internerd. Pero, yo me pregunto (y yo solita me contesto, porque me pega la gana) ¿Siempre somos taaaan inocentes? ¿Qué tiene de malo recordar lo que aprendimos cuando estudiábamos, al respecto de la ética? y ¿Es posible incorporar el concepto de “responsabilidad social” en nuestra chamba, también?


No pido periodistas lelos, lameculos, sobones, franeleros, mermeleros, condescendientes. Pido gente que no permita que mediocres se suban al carro y que encima, ruleen al resto. Pido magisterio y pido coherencia. Pido muchos ovarios y huevos, no sólo cuando nos toquen, sino para defender desde lo poco, todo.



One Reply to “Periodistas”

  1. Y, bien dicho, todo. Me acuerdo de la chica Oxenford que pedía discreción, respeto, nada de fotos y demás cuando se trataba de velar y enterra al novio pero días antes había cubierto la muerte de una niña mostrando el cuerpo groseramente. Uno no se da cuenta hasta que le toca pues. Hay periodistas y periodistas y cada vez es más cierta la frase famosa, la del más vil de los oficios.

    http://landacay.wordpress.com/2009/03/26/alvaro-ugaz-y-el-mas-vil-de-los-oficios/

Agregue un comentario