Un Bel Di Vedremo

Sólo quería decir que, no hablar de ciertas cosas, no significa que no estén. Ahí andan, latiéndote todos los días, en todos los momentos. Están yendo y viniendo, meciéndose al gusto del tiempo y de las circunstancias que no piden el silencio.  Me he prometido no tratar de ciertos temas cáusticos, para mí. No estoy lista. Pero, así como todo se encuentra lleno de poesía, todo está inundado de aquello que motiva al mundo  (y que no es el dinero).  Nadie puede impedir lo que en mi cerebro transita. Nadie.

Luego, María Callas hablando por mí, es un must.

One Reply to “Un Bel Di Vedremo”

Agregue un comentario