Para Todos

Genial foto. Rosmery Reymer (vía Arequipa35mm)
Genial foto. Rosmery Reymer (vía Arequipa35mm)

Perú es un país deliciosamente creativo. Me parecen geniales las iniciativas que se lancen al respecto de convertirlo en un destino culinario mundial. Me parece loable la capacidad de empresa de aquellos que han posicionado a la comida perucha como una punta de lanza para la invasión comercial fuera puertas. Lo hermoso es que hay potajes que han trascendido las mesas y ahora los disfrutan distintos estratos sociales, a pesar de sus orígenes humildes y muchas veces, despreciados por su simpleza, pero contundentes en su sabor y su aplaque del hambre. Pero hasta ahí hay democracia. No es lo mismo comerte un Lomo Saltado en el Tanta, que en el Ají Loco. Never in the life. No es igual comer Anticuchos en la cuadra 8 de la Av. Angélica Gamarra, que en Barranco, bajada a los baños (escoge tú). Nuestra comida es loca, dinámica y permite la creatividad, incluso dentro de un simple plato de Carapulcra. Eso es lo que impide, algunos dicen- yo creo que es su fortaleza- la imposibilidad de hacer estándares, para exportarlo, como sucede con la pizza o los tacos. No sólo es el asunto de las recetas, cuando hablo de democracia. Me refiero a ese otro de cosas tan sutiles como el famoso “emplatado”, los insumos de alta calidad y servicio (en todos sus momentos) de venta.

Debo ser una tonta, cuando deseo que todo el mundo tenga la mismas oportunidades que tengo yo. No soy millonaria, vivo de mi empleo y me las busco como el que más. Pero democracia para mí, es acceso. La posibilidad de comer rico, en un sitio limpio y ordenado, a un precio razonable y que te atiendan bien. Que hasta el comensal más sencillo, tenga la oportunidad eterna de ello. Una parte de ese esfuerzo, evidentemente, tiene que ser exigido por el consumidor responsable, pero también debe ser la estrategia prioritaria del empresario emprendedor.

Por eso ando algo impopular, últimamente, por mirar con algo de escepticismo cierto evento culinario (Mistura) se realiza en Lima, en su segunda edición y está siendo un éxito. Como me he atrevido a opinar en contra de algunas cosas que suceden ahí, he quedado como una asocial. Intenta venderse como un evento “democrático” Nada más lejos de la realidad. El problema con este punto es una suerte de error de la comunicación al público. No puede ser masivo algo que cuesta una semana de menú popular, ¿verdad?. Un evento especializado es exclusivo en su concepto, desde su concepción. Es probable que existan especialistas en todos los estratos de la sociedad y a ellos se debe apuntar. Es cierto que al imponer un costo alto de entrada, no se busca ser masivo. Se busca que sólo aquellos que pueden costearlo, ingresen. Muy por fuera quedan los matices de “si cobran más barato, habrá inseguridad” porque se supone que cualquier evento debe ofrecer seguridad a sus asistentes, así que, monse asunto, pe. Al final, alguien me dijo “es que este es un evento A1” ah shá. Disculpen. No sabía. Entonces al decir “democrático” intentaban decir algo como “ok, no estás en el ambiente, pero para ke veas que somos chéveres, te dejamos entrar, si puedes pagar mi entrada (que no te dará derecho a nada, más que a entrar) y ver cómo el Perú crece, culinariamente hablando” ahhhhh… Así, he descubierto que popular y democrático no son sinónimos…

Igual, Mistura es un hit y se le desea mejor organización y mejor formula comunicacional, por más Machu Picchu que cocine or else, porque a mí me cayó malísima la sola imagen de aquella gente que no pudo pensar siquiera en darse una vuelta, sólo porque no le alcanzó la platita… que a mí sí.

2 Replies to “Para Todos”

  1. Es que nunca podria ser gratuita la entrada.

    ¿Trabajas gratis? Pregunto yo, por que no creo que los proveedores de la feria lo hagan, por mas publicidad que se haga de sus servicios.

    ¿Seguridad? Pregunto igualmente yo, si fuera gratuito, irian todos, TODOS, incluidos indeseables, delincuentes, mendigos; te gustaria estar comiendo tranquila, y de repente, te roban la cartera. No creo, ¿eh?

    El evento es para todos, si, para todo aquel que quiera saber como se esta desarrollando la cultura gastronomica en el pais. Esa parte del TODOS, la cual defiendes, no escatima cuando se trata de comprar cerveza, ir a un cojudo concierto de cumbia o algunas estupideces mas. Es decir se apaña la poca cultura de ahorro, para algo que si valdria la pena.

    Y no, no se trata de ‘gustos’, demuestra que tanto cultura tenemos.

    Y como lei en un post del utero. Si tanto quieren probar un plato de calidad peruano. La carretilla de la esquina la rompe. De verdad.

  2. Oie, lee bien. Nunca digo gratis. Y de hecho, robaron a diestra y siniestra. Tmre. si al menos existiera comprensión de lectura… “cojudo concierto de cumbia…” vaya. no eres tolerante tampoco. La próxima, pon tu verdadero mail. Gracias.

Agregue un comentario