Crisis

Tanto a nivel masculino, como al femenino, las “crisis de la edad” son algo así como puertas para continuar con el desarrollo mental y físico de la década siguiente. En las sociedades primitivas, eran inexistentes. Uno simplemente llegaba a la edad aceptable para cazar o reproducirse y voilá!, ya estaba tirando lanza o dando a luz. Nada de huevadas existenciales sobre sentirse adolescente o sobre la crisis de la madurez, donde uno comienza a hacer cosas que nunca hizo a la edad correcta, para el horror de los que le rodean. Mi crisis apareció hace 10 años, creo. No me perdí ni bautizo de muñeca, me compré los primeros patines en linea que nunca pude tener; me fui de boleto, luego de cantar en mi grupo de rock, a trabajar,  emborraché hasta caerme, flirteé con todo lo que se movía… Amé con una intensidad angustiante y me pelée conmigo misma, por liberar mi mente de prejuicios e idioteces.

Digamos que aún no termina mi crisis… o tal vez sea que tengo el dinero y el tiempo para darles curso. Tal vez hubiera empezado antes, pero no lo disfrutaría ni la mitad de lo que lo hago hoy. Esa es una buena explicación para despertar todas las mañanas con espectación y abrir las ventanas, deseando que el cielo se vea cerúleo siempre, mirar mi propio cuerpo trasformándose continuamente y dentro de todo ello, mi mente de adolescente eterna.

One Reply to “Crisis”

  1. A mi agarró la crisis a los 25 y luego a los 30, ahora que tengo 31 creo que a los 35 me agarrara la sgte. fregada existencial.

Agregue un comentario