Fin de Semana

El fin de semana se da tranquilo, porque lo quiso un médico. Al parecer, mi stress dejó de mostrarse mediante el Colon Irritable, para pasar a los pocos divertidos mareos, con zumbidos interminables de oreja. Yo camino intrigada, con sintomas de ebriedad por la casa, salvo que no he tomado nada. Igual, las conversas adorables por la red no me han faltado y el cariño de acá cerca, tampoco. Se me quedan las cosas pendientes y no es novedad que todo me angustia.

Lo único bueno fue encontrar esta canción, pasaporte directo a mi corazón, recuerdo de infancia y que aparece en mi Top Ten mental de esta semana.

Agregue un comentario