Prado

Aquí las imágenes en mi mente, corriendo por los prados de la creatividad. Los desiertos se van. No quieren quedarse las musas (o los musos) pero les obligo a estar; y yo sigo mirando desconfiada todo. Me echo a mirar el cielo y lo imagino estrellado. Estoy mirando hacia arriba, demasiado. Ya digo que  puedo caerme en cualquier momento, por andar así. Cambio de radio y ahora, las palabras y los colores juegan en mi cabeza, ensimismados per sé. Tal vez sea el preludio de otro inicio.

La modorra sigue.



El numero 1 en mi Hit Parade mental. No soy la única, ¿verdad Miguel?

Agregue un comentario