20 000

Desde un blog bien geek y bien femenino.
Desde un blog bien geek y bien femenino.

Si te encuentras leyendo sin querer este blog es porque clickeaste en el link que puse hace unos instantes en mi cuenta twitter. Tal vez alguien te pasó la voz, me hizo un retweet o simplemente quieres saber quién es la persona que tuitea desde ese ojo perverso. Este post es una prolongación de ese último twitt, el que tiene el fabuloso número 20 000. ¿Para qué diablos hacer un post sobre ello? Vamos, podría hacer un post sobre lo bueno que ha resultado mi nuevo ventilador industrial, como artefacto de limpieza o dar consejos sobre cómo no quemarse tomando quínua con manzana o tal vez pedir -por San Google- que cualquier tuitero que se precie, haga la búsqueda de rigor, cada vez que quiera preguntar alguna estupidez en voz alta.

Pero resulta que el twitter sólo puede permitir 140 caracteres y sinceramente no puedo decir todo lo que siempre quiero decir. Es por eso que ese tuit lleva este link. Para que tengas la mala suerte de leerme y luego irte al siguiente tuit de otra persona y ver cualquier otra cosa.

Estoy frustrada por que la idea de twitter como microblogging siempre le ha quedado grande, en mi caso. Lo que digo ahí es sólo un goteo de lo que mi mente siempre está pensando. Por ello me pego a los blogs, a mi bitácora y a otras cosas para decir lo que me suele perturbar, maravillar y hastiarme. He dicho que escribo por necesidad y pinto por felicidad. He declarado mis afectos, mis odios. He exorcizado mis demonios (o eso siempre ando creyendo yo) y he domado mis fieras. He besado terceros ojos, he cacheteado orgullos. Todo, incluso por Twitter.

Sin embargo, siento que aún gritando, no digo nada. Aún así, las palabras viven quemándome y se vivieron trasladando a otros lugares. He dejado algunos sitios para las intrascendencias y me he quedado sin voz. Estoy mirando mi cuenta twitter hace un par de días y no he logrado decir nada que valga la pena ser dicho. Yo soy mi propio control de calidad. Estoy, como digo por algún lado, “con password cambiado y una lágrima de megabyte idiota, en la orilla de la mirada” (¿así era? Creo que me googlearé en un rato); con la certeza que esta carrera, por aquel lugar que te permite ser concreta, debe detenerse. Entonces, me detengo.

Me detengo para poder pensar más. Para poder descansar y hacerles descansar. Me detengo para que el mundo siga, sin mi.

Gracias por seguirme o leerme. Ahí les va mi lista de #FollowFriday

6 Replies to “20 000”

  1. A mi me paso exactamente lo mismo hace una semana.. cuando andabamos en los #chibolosdemierda y me dijiste YA! .. y yo dije.. si pues, ya. Creo q todos lo necesitamos. Solo me da pena que ayer por ejemplo andaba con una amiga y dijimos tantas cosas tuiteables y hoy por la ma~nana tu crees q recuerdo alguna?

    A mi tb por eso me gusto el formspring porque paaaa! me mando en banda con todo lo que no puedo decir en tuiter. Aunque en cierto modo a mi me viene muy bien pues (como ya vas viendo) tengo (continuamente) una terribles verborrea cronica, intensificada con la soledad y el mucho tiempo libre.

    Un buen dia para ti…

    Elias

  2. Frases que rescato:

    – “dar consejos sobre cómo no quemarse tomando quínua con manzana”, la quinua con manzana me recuerda los desayunos que a veces preparaba mi abuela…hace años que no lo pruebo, pero creo que era rico beberlo asi, calientito.

    – “Estoy mirando mi cuenta twitter hace un par de días y no he logrado decir nada que valga la pena ser dicho. Yo soy mi propio control de calidad”, es que, al menos esa red social, es proclive a que uno escriba hasta los mas intrascendente imaginable, asi que eso ya hay que ir aceptandolo. Yo por ejemplo hasta ahora no twiteo mi quehacer diario, no he llegado a ese tipo de compromiso, sino mas bien lo utilizo para escribir frases con algun mensaje, casi siempre para mi o para bromear a amistades.

    Y rescato lo que escribio “Protosaurio”, cuando reflexiona y dice que: “ayer por ejemplo andaba con una amiga y dijimos tantas cosas tuiteables y hoy por la mañana tu crees q recuerdo alguna?”, y es que siempre pasa, a mi me pasa que cuando estoy en una situacion y digo: “esto quisiera escribir en el blog” luego con el pasar de las horas se me olvida, por eso, o me compro un celu en donde pueda grabar mi voz a modo de recordatorio, o llevo un cuadernillo de apuntes para que no se me escape la idea y plasmarla en el blog.

  3. Dobleteando por primera vez en un comentario. Umm, me ha hecho pensar el titulo de la foto de tu post, cuando escribes “desde un blog bien geek”. ¿Eres bien geek?, pense que eras una artista, una pintora, artista plastica, publicista o algo asi (claro, que no tiene necesariamente que coincidir lo descrito), entonces decirte, o calificarte como Geek, involucra no solo serlo, sino entender el siginificado, sin ser purista, que es una de las cosas que mas odio en la vida: Artista y Geek, que buena combinacion. ¡Welcome!, si en algo sirve mi experiencia yo he tardado una vez 2 meses en instalar la camara web en mi Linux Debian, aunque ahora use Centos.

    Vaya, nunca habia dobleateado en un post. Otra de las cosas que hago por primera vez.

  4. estimado Jhon… el comentario de la leyenda de mi foto se refiere al blog de procedencia del mismo. El mío no es ni geek, ni femenino (eso intento). Mil gracias a todos, por comentar.

  5. Mi comentario no fue de mala onda. No digo que lo digas, pero me parece que lo tomaste asi. Si te fijas la hora del ultimo comentario 3:59 am, era madrugada, habia bebido un poco de vodka. Creo que me acelere.

Agregue un comentario