Confusión

Debería escribir más seguido, pero he estado en un espiral de situaciones que me tienen ocupada en el mundo real y he tenido que dejar estos lugares. No sé quién me extrañe. No tengo más que 30 céntimos en el sencillero y hace como un mes que no he ido al cine, lo cual me trae el peor síndrome de abstinencia en años.  El trabajo no avanza como lo deseo (todo el mundo anda a otro ritmo y el apuro es mi signo) y mi mal humor podría explotar la siguiente semana. No me ha defraudado la Chuleta Dorada del Rinconcito Arequipeño, ni su chichita morada, ni tampoco aquellos restos de manjar blanco que quedaban en mi frigobar. Tampoco lo hace la Negra y su gran don de frentes, ni mi tarjeta de débito que para algo sirve.

Digamos que la confusión, que corretea a los que reciben imprevistos como ducha, como yo, es un gran distractor. Me paro a mirar los logros de los demás, para olvidar que debo hacer lo mío. Regreso, como siempre. Regreso de los viajes interiores, a los paraisos conocidos. Ténganme paciencia.

2 Replies to “Confusión”

  1. Como puedes creer que nadie te extrania? En el otro rincon del mundo siempre hay dos que te extranian y te esperan con carinio. Gracias por todo lo que tu y la Carmen Rosy han hecho ultimamente. Chochi

Agregue un comentario