La tierra de Jauja de las vacaciones

No ando muy ilusionada con mis días libres. Los he pactado porque necesito tener el tiempo para hacer otras cosas. Es decir, es simplemente un cambio de horario para obligaciones contractuales que tienen que cumplirse porque el mes de junio será rejodido para poder hacer otra cosa que no sea lo planificado anteriormente.

Los textos se trasladan a otros lados y también mis voluntades. Tengo muchos pendientes que se caen de mis dedos. Iba a decir “envidio a…” pero la verdad es que en este momento, sólo envidio a mi cama, porque se quedará consigo misma, mientras yo no esté… pero cuando caiga en ella (como haré, inmediatamente después de terminar este post) me soñaré como lo he hecho en estos últimos meses: iniciando un viaje.

A ver qué se me ocurre. Vacaciones, dije. Nos leemos.

Agregue un comentario