Pendejadas de a pie

peatones
Peatones imprudentes, serán multados. Las autoridades pretenden detener racha de accidentes, por ese lado también.

Pendejo, en peruano, significa sinverguenza, vivazo. Aquí nos creemos pendejazos. Evadimos chamba, pagado de impuestos, ordenanzas de todo tipo y le llamamos “criollada”. Nuestras autoridades (en las cuales, sin duda habrán hartos pendejos como nosotros) están intentando algo. Mostrar, con algunos indicadores, que ya estamos dejando de ser un país de informalidad y atraso. Se les ha ocurrido multar a los peatones que cometan imprudencias, que podrían generar accidentes. Mucha gente ha dicho “oie, pero qué genial, pero un poco exagerado, digooo” y otra habrá pensado bien bajito en que, es un fastidio y que probablemente no pase de una leguleyada que los policías no aplicarán. Yo estoy en el tercer grupo de los que suspiran diciendo “al fin”… pero con un “pero”.

No me explico porqué, el peruano tiene pegado al hueso la idea de que “hecha la ley, estará hecha la trampa” y justo por ello, podrá saltársela, olímpicamente. ¿Será un asunto local? Debe serlo, porque no me figuro a un perucho pasándole con el carro encima al pie de un policía de California, por ejemplo, sin convertirse en un episodio de Cops y tener su fotito con números en el pecho, de rigor. Claro, las posibilidades de que salgas bien librado, aquí en Perú son absolutamente grandes; allá te plantarían la pistola eléctrica si te pones faltoso y listo.

Todo este rollo para decir que, con esta currícula escolar de adefesio, donde la Educación Vial básica brilla por su ausencia (me parece que aún la enseñan en el kinder o el nido, si les parece), las autoridades han terminado aceptando que deben de regular con multas el asunto de pedirle a la gente que cuide su vida y no friegue al señor conductor- habida cuenta que él mismo es un chango con carné. Las multas no me molestan, pero, por la madafaca ¿Es que no pueden ser parte de una campaña furiosa de Educación, que no empiece con esos cojudos mimos que se paran en los cruces de esquina, sino con un lavado de cerebro en colegios, academias, institutos, clubes deportivos, clubes de madres, de jubilados y cuanta institución encuentres? Caray. La sanción debe llegar cuando, existiendo la educación y concientizacion, te saltas la norma; no con el afán de castigar lo que nunca se explicó.

No sé, pero pareciera que a nadie se le ocurrieran las cosas aquí. En lugar de tomar a los actores de una serie torreja de TV, como candidatos para funcionarios de un gobierno local, deberían pillarlos antes, para hacer campañas de bien social como “respeta las señales de tránsito” “no eches basura en la calle” “observa las leyes básicas de la urbanidad” “sé honesto en todo lugar” etc…

Es decir, que si a nuestra genética pendeja, se le añade la ignorancia, estamos perdidísimos si creemos que con sanciones económicas podremos hacer algo. Algo se hará, sin embargo, pero no será el optimo resultado y, sinceramente, como que ya harta el famoso “casi casi”, insignia de mediocridad que nos impide explotar todo el potencial que tenemos como país. A ver si la pendejada se nos aparece para mejorar en todo sentido. En todo caso, pendejada creativa es la que necesitamos. De esa hay también, pero no tan publicitada.

3 Replies to “Pendejadas de a pie”

  1. Me alegra saber que no soy la única que piensa que sin educación, sin concientización no habrá forma de mejorar, no sólo en estos casos, sino en todo aspecto, tanto personal como social. La ‘pendejada’ es algo que brilla en este país, pero también en el significado que le dan los mexicanos de ‘ser imbécil’. Siempre creeré y mantendré firme mi posición de que sin educación,tanto de parte del Estado como de LA voluntad de uno mismo por mejorar (que tiene que ver también con algo psicológico y que una buena publicidad (no la que tenemos en este país) ayudaría tremendamente en la autoestima y en el ánimo de progreso. No ‘sí se puede’ sino SÍ SE HACE. Y termino con algo que me encantó y subrayo necesario incluso para cada peruano que se le escuche mediocre y con peros por todos lados: “La sanción debe llegar cuando, existiendo la educación y concientizacion, te saltas la norma; no con el afán de castigar lo que nunca se explicó.”

    Saludos, y te sigo leyendo en twitter.

  2. Sin pues, un montón de pendencieros andan por allí y desde hace siglos, eh? Es como una secta con cada vez mas asiduos. Habrá remedio alguno? pues lo que ha funcionado en otros países es deveras una mezcla de educación y sanción. Educación empezando por los niños. Hasta que estos sean grandes pasarán 18 años y espremos tener ciudadanos responsables. Sanción funciona, siempre que sea comunicada adecuadamente y sea sancionada si pero y de manera justa (claro de ahi uno se pregunta como pyuede ser una sanción justa?) Se puede Sres se puede, solo piensen.
    Tiene que ver esto:

Agregue un comentario