Tráfico, tráfico y más tráfico

Por la madafaca: ahora no necesito despertador para levantarme temprano, porque el tráfico se desencadena en mi puerta, todas las madrugadas, allá por las 6:00am y cuasi a oscuras. Algún imbécil conductor da el bocinazo inicial y el resto le sigue, sin caer en la cuenta que va por un barrio residencial y a ésa hora. Un par de veces me he parado en medio de la pista, para que me dejen pasar a la vereda de al frente de mi propia casa. En esos felices momentos, es cuando recuerdo a los ancestros femeninos de todos los alcaldes locales y al burgomaestre de ésta tres veces coronada villa de Lima; deseándoles que vayan al infierno, el cual debe parecerse a la av. Javier Prado o al cruce de Tomas Valle con Panamericana Norte. En ambos casos, a las 6:00pm; ellos, de pie en una coaster de 2da mano, japonesa, de ésas que eran para transportar niños y que tiene el techo bajo.

Con decir que mis vecinos evangélicos han dejado de oirse, del tremendo tránsito. Cosas de la vida, como siempre decía mi hermana menor; lo que viene, seguro que será peor.

En tanto, para que lloriqueen conmigo y se la juren uds también a su alcalde favorito (no se olviden del alcalde provincial, mudo y futuro candidato a nuestra charcherosa presidencia, don Luis Castañeda Losio), les dejo con esta joya del videoreportaje; espero ganar el pulitzer, pero que a mí me premien con un saco de roscas de yuca, que no soy exigente.

Ci vediamo.

3 Replies to “Tráfico, tráfico y más tráfico”

  1. Y al final del video un imbecil en moto casi te atropella. Tema aparte, pero como me llega que esos animales usen la vereda como su pista :S

  2. Pucha, sí, si no me hago a un lado, me chanca el tío de la moto, Piscosour. Todo el mundo parece desesperado por llegar… Beware.

Agregue un comentario