TEDx Québec y la búsqueda de las buenas experiencias.

Dreammy/ Febrero 24, 2013/ Español, Personal, Profesional/ 0 comments

TEDxQuebec | La merveilleuse équipe de bénévoles

Como deben saber los que siguen mi recorrido desde que aterricé en Canadá, las nuevas experiencias en mi vida se han sucedido interminablemente, siempre con ganancia. No voy a decir que todo es un lecho de rosas, caray. De hecho, si hubiera tenido una bola de cristal que me contara todas las cosas que he pasado y que estoy pasando, les juro que tal vez ni estaría acá. Sin embargo, la vida es un conjunto de fucking experiences y otras mejores y el resto mas o menos como vaya el tiempo. Ahi le vamos.

Una de las primeras cosas que aconsejan a los recién llegados es el buscar realizar trabajo voluntario que esté relacionado con las ocupaciones relacionadas a la experiencia laboral que se trae de casa. Por varias buenas razones: Porque necesitas conocer gente, porque necesitas salir de casa y por que el trabajo voluntario es una hermosa rosa en tu CV, que los empleadores consideran sumamente estimulante en un futuro empleado y finalmente (y lo más importante, para mi), porque la mejor manera de realizarte como persona es cuando compartes con los demás tu tiempo libre, haciendo algo bueno y beneficioso, agradeciendo así todo lo bueno que te va sucediendo.

Heme ahí, en la research de actividades en las que pudiera volcar mi creatividad, conocer gente en la ciudad y sobre todo, conocer la forma de realizar actividades relacionadas con las nuevas tecnologías, la innovación y la creatividad. Fue así que, gracias a algunas búsquedas en línea, tuve la suerte de entrar en contacto con la gente de TEDx Québec, quienes recién empezaban. Ya había yo intentado asistir a su primer evento, un conversatorio para compartir ideas sobre el grupo, pero por ésas fechas empezaba mi primer empleo profesional. Me lamenté de no ir, pero traté de seguir contacto con ellos y fue así que gracias a una accidentada llamada telefónica de Denis Francois Gravel -uno de los cerebros de TEDx Québec- me aceptaron en la comisión de Promoción, bajo la amorosa tutela de Francine Morin, la coordinadora, quien me hizo sentir en casa desde el primer momento.

El tema de la primera experiencia en TEDx Québec fue la idea de los “Contrastes” y cómo los expositores hacían uso de ellos para ofrecer ideas innovadoras, que hacían posible estimular a otros a desarrollar las suyas propias. ¿Es posible hacer que una buena idea pueda cambiar tu comunidad, la forma de pensar de las personas o simplemente, tu manera de ver y afrontar la vida? Los expositores demostraron, de manera didáctica y muchas veces conmovedora, algo que sigo cargoseando a mis lectores: todo es simplemente fruto de una decisión, que es un primer paso hacia una cadena interminable de buenos acontecimientos y que hay que arriesgarse, siempre.

Aprendí muchísimo del trabajo voluntario québecois y a los que espero haber enseñado algo. Personalemente me encuentro conmovida de la dedicación de algunos de ellos, quienes se lo tomaron con tanta seriedad y entrega, que demostraba que realmente estaban disfrutando lo que hacían. Algo que no he visto en casa, salvo algunos contados ejemplos, que espero se estén difundiendo.

Debo indicar que mis limitaciones con el francés tal vez no me permitan hacer algunas actividades que podría desarrollar en otros idiomas en los que me encuentro más cómoda (el español o el inglés por ejemplo), sin embargo, éso no me ha desanimado… un tanto, como para poder seguir participando. Sé que con el tiempo, habrán más situaciones en las que podré aportar más cosas y sobre todo, podré tener la oportunidad -como todos los que participamos en los TEDx de todo el mundo- de conocer a gente increíble que hace cosas increíbles.

Les invito, entonces, a conectarse con todo el universo TED. Existen desde canales de Youtube, hasta aplicaciones web que permiten visionar las charlas de todos los lugares del mundo y de los temas más increíbles y alucinantes. Les invito a participar como voluntarios, por supuesto. Les invito a conocer a gente brillante y a contagiarse de la maravilla de ser humano. 

Leave a Comment