Estar o no estar en Internerd: Calatitos online

Se me ocurre que la mejor manera de empezar a hablar sobre social media es desde el punto de vista del marketing personal; ya sabes, aquellos elementos que, unidos, conforman tu propia imagen ante los demás. Porque, seamos sinceros, no es lo mismo lo que opina tu mamá de ti, que lo que opinan tus compañeros de estudios, lo que opina tu jefe… o futuro jefe. Para cada uno de ellos, uno es un individuo diferente y muchas veces aquellas imágenes que la gente tiene en su mente sobre los demás son producto de lo que uno mismo ha proyectado en ellos. Por éso, en éstas épocas hiperconectadas, el problema verdadero es justamente la exagerada exposición a la que nos somete la red. Calatitos online.

Floreos más, floreos menos, lo que debes saber inicialmente sobre el Social Media y tú:

  1. Estas en línea aunque no tengas ni Facebook, ni Twitter, ni Linkedin, etc. Si tienes amigos en línea, lo estás tú también. Habrán links, fotos, eventos, comentarios que te incluyan. Podrán ser buenos y malos, pero no puedes saberlo, porque no hay forma de que te enteres. Estás aislado tú, simplemente; pero ellos hablan de ti.

  2. Si, efectivamente, estás en línea -o sea, tienes Facebook, Twitter o estés inscrito en el website de ligue para Trekkiees, etc., eres absolutamente localizable y juzgable según lo que digas, hagas o compartas en la red.

  3. Puedes comprobar todo de un modo sencillo: googleándote. Hay gente que se crea “alertas” en Google, sólo para saber qué dicen de ellas. No es mala idea, sobretodo cuando tienes una imagen qué cuidar.

Siendo así, comprenderás la importancia de tu propia imagen en una sociedad tecnificada. No quiero deprimirte, pero en los próximos años, tu CV impreso no tendrá mucho significado: será tu presencia en la Internet quien permitirá a un posible empleador decidir si eres la persona adecuada para tal o cual cargo. No hablo de décadas. Hace ya más de cinco años que se hace en Europa y América del Norte, como parte de las rutinas de análisis de las grandes agencias de recursos humanos. Asi que, de la misma manera que antes una escuela o comisaría entregaba un certificado de buena conducta, ahora sólo bastan algunos clicks en los lugares correctos y voilá, saben quién eres.

Vamos entonces al punto lógico donde construir una imagen personal en las redes puede ser un buen camino para lograr el éxito profesional. ¿Cómo hacerlo sin estresarse? Algunos consejos basados lo que dicen los expertos -y por qué no, el sentido común- sobre la imagen personal online:

  1. Para todos tus asuntos profesionales, créate una cuenta de correo con un nombre adecuado. ¿Qué es esto de correos tipo tucachorrita@gmail… o solteromasduro45@hotmail..? A menos que tu presencia en redes sea lo suficientemente fuerte como para convertirte en un producto o consideres que el uso de un nickname más neutral (pero no faltoso) sea mejor que tu nombre, no te queda más remedio que tener un correo formal tipo nombreyapellido@mimail.com. No puedes entender el horror que presupone para un posible empleador ver en su inbox un correo de un postulante, con una dirección faltosa. Descarte seguro, en one. Ya pues.
  2. Tu comportamiento en redes. Ya que todo se indexa, es decir, todo se queda en la red, ¿estás seguro que quieres aparecer en las búsquedas como un troll, o como alguien que pone comentarios desatinados en los blogs de otros o fotos controversiales en sus redes sociales, etc? Ciertamente no. Revisar los parámetros de seguridad de ellos puede ayudarte un poco, pero indudablemente, si mandas al diablo a tu jefe en un blog que crees que nunca leerá, es una ingenuidad colosal. Cansados ejemplos de ello. Cuida lo que dices.

  3. Construye una identidad. ¿Eres estudiante? ¿Eres un recién graduado, pequeño empresario, profesional con amplia trayectoria? Considera que en el futuro, tendrás que desarrollar una red de contactos que te podrían generar oportunidades de empleo, por ejemplo. ¿Cuáles son tus intereses? ¿Qué es lo que te apasiona? ¡Compártelo! Haz que la gente que te busque en línea, encuentre los contenidos que tú quieres dar y no los que otros hablen sobre ti. Llévalos a tus terrenos, mostrándoles lo que mejor sabes hacer. Puede ser un blog, un macro blog, tu participación en foros especializados, una cuenta Twitter o un fanpage en Facebook. Es la oportunidad perfecta para expresarte.

  4. Inscríbete en las redes sociales profesionales o en aquellas en las que consideres que puedes “venderte”. Una pequeña búsqueda te puede indicar algunas. La más conocida es Linkedin, pero hay otras como Ryze Plaxo, Xing, Viadeo u otras menos “pro”, pero que a grupan usuarios segun intereses.  

He ahí pues, lo básico para empezar en el Social Media personal. Nada de pánico. Depende de ti, revisar, evaluar y ejecutar la estrategia que puede ayudarte a llegar a tus metas a largo (o corto plazo). Nos vemos en la red.

Actualizaciôn: Hablas mal de tu chamba, de tu jefe y de tus compañeros en la tuiter? Ya te fundiste, es rastreable con FireMe! (Datazo de @Yhoanis)

Agregue un comentario