La Patria de lejos

El fin de una etapa, termina con éste texto que queda impublicado en el Diario La República de Perú, quien me brindó la oportunidad de contarles sobre mi experiencia como inmigrante y a quienes estoy sumamente agradecida. Mucha agua -y letras- han corrido… Nos leemos, como siempre, pero ahora (y por el momento, quién sabe), aquí. 

 

Para todos aquellos que estan fuera, que pasaron el día de ayer trabajando. Para los que están de ilegales, chambeando en la penuria de saber que, si los pillan, perderán lo poco logrado o tal vez, tengan que regresar. Para los que quemaron sus naves o, tal vez no lo saben, no volverán nunca. Para aquellos que llevan años lejos de casa y sus olores, sus añoranzas, pero no olvidan y ello les tortura. Para los que nunca la han conocido, pero beben el patriotismo desde la infancia y se sienten más peruanos que los que nacimos ahí. Para los que tuvieron que huir, para salvar sus vidas, para mejorar las de los que dejaron. Para los que no pueden acostumbrarse a la distancia y están al punto de regresar. Para los que se han ido temporalmente y están aprendiendo a amar lo que dejaron. Para los que se han ido de casa, enojados y siguen estándolo. Para los que van y vienen, suertudos. Para todos, Fiestas Patrias.

Porque la Patria la hace cada uno de nosotros, donde esté, con el ejemplo que das, cuando preguntan de dónde vienes y te conviertes, ante mucha gente del exterior, en la única referencia de un país remoto del que tal vez escucharon hablar en sus clases de historia, de pasado glorioso. Serás la primera impresión imborrable de lo que es ser peruano para uno que tal vez jamás conocerá a otro y entonces diga : “oye, pues resulta que los peruanos son chambeadores, o alegres, o qué bien cocinan, qué industriosos.” pero también pueda decir “siempre intentando sacar cuerpo de los problemas, burlando la ley a cada rato, medios ladrones…”

Entonces, Felices Fiestas a los que están relejos, como yo. Sobre todo a los que están en la lucha discreta por el éxito, aquella en la que no hay reflectores, donde uno es la estrella, se sorprende de saber que se es capaz de hacer cosas extraordinarias y se sueña mucho con que su país de nacimiento logre descubrirlo también. 

Agregue un comentario