Crónicas de Montréal 9.- Poliglotas

people1

Ya dije que Montréal es la ciudad para hablar los dos idiomas oficiales de Canadá, el inglés y francés. Sin embargo, también es el lugar para aprender cualquier otro idioma que se te antoje. Sólo tienes que ser creativo, buscar los recursos que te ofrece la internet y organizarte. Estás en medio de la multiculturalidad. Tal vez, al costado de tu asiento en el bus va alguien que habla aquel idioma que tanto ansías aprender. Así de alucinante es ésta ciudad.

De entrada, muchos de los inmigrantes que viven aquí ya manejan los dos idiomas oficiales en algún nivel aceptable de desempeño, a demás de sus propias lenguas de casa. En algunos casos es alucinante la cantidad de idiomas que algunos son capaces de hablar, con desenvoltura: conocí a un chico que acababa de graduarse de la universidad y que me comentaba en un perfecto español que era de origen vientamita y que ése era el idioma “informal” de casa, pero que también hablaba los dos tipos de chino más conocidos (Mandarín y Cantonés) por que su familia había vivido durante mucho tiempo bajo el régimen chino y ellos consideraron que era conveniente que fuera parte de su educación. El francés lo hablaban en casa por la ocupación francesa en Vietnam. El inglés fue el idioma de sus estudios y el español lo aprendió en el instituto superior. La friolera de 6 idiomas sin pestañear.

Es decir, sin mucha alharaca, hablar más de tres idiomas parece ser el común por acá. No digo que en todos los casos sean impecables, pero igual demuestra la capacidad de adaptación de mucha gente que está años luz de aquellos que se quedaron con la lengua materna. Sin embargo, los niveles de empleabilidad no consideran ésta maravilla del multilinguismo y bueno, ésa es otra discusión que no tomaré -por el momento- aquí.

Retomando entonces el asunto, mucha de ésta gente se siente encantada de compartir éste regalo contigo. De paso -y acá vuelvo al tema de la semana pasada- haces nuevas amistades y salen nuevas oportunidades de actividades sociales, que hacen el aprendizaje mucho más interesante y divertido. Algunas actividades son públicas (como los meetups de Mundo Lingo) y otras implican inscribirte en sitios Web especializados en ello (Conversation Exchange). No hay mejor modo para aprender que en medio de la gente que quiere enseñar.