Sin título

Imagen de aquí.


Quiero tus labios los lunes por la noche

mis lecturas llenas de tus ojos

tu cabello enredado entre mis dientes

el silencio embargado de minutos.

Quiero tus manos tibias en celo

el oído acuoso de tu prosa iniciada

el velo caído de la mentira

y mis ansias, todas acompasadas.

Quiero el mundo de tus demonios

saborear las fauces de noche y día

acompañar tu tartamudeo con mis cantos

para escribir poemas sobre tu piel herida.

Busco Musa

Sin Corazón (Oleo, circa 2004)


Estuve dándole vueltas y vueltas a la página en blanco. Lo hice con varias líneas de texto, párrafos enteros de cosas que tienen sentido, pero no el que realmente quiero. No le tengo miedo al silencio textual. Me jode no poder entrar en trance y empezar a escribir lo que mis dedos flacuchentos me exigen. Ya he dicho que no soy yo quien escribe, son ellos. 

 

También he dejado de pintar. Más que por falta de tiempo, porque  no me gusta lo que estoy haciendo y porque cuando aquello pierde su gusto, pues mejor no debe hacerse y ya. Mi último cuadro está enterrándose sobre mi caballete y tengo sinceramente ganas de patearlo escaleras abajo. No me gusta.

 

Desdeñosa con eso que la gente llama “sequía”, he visto que ahora, el cambio climático también me afecta a mí. Es probable que sea porque mi mente anda ocupada de cosas triviales, o tal vez porque no “sufro lo suficiente” como para escribir sobre ello. Tal vez, en el caso de la pintura, sea porque no me siento motivada visualmente a rellenar ninguna pared de mi depa, ya bastante llena de mis cuadros que no me podré llevar cuando emigre.

 

Pero de un tiempo a esta parte, me estoy dando cuenta de que mi sequía está basada en cosas más profundas. Es una especie de luto mental sobre el que tejo mi paso a la jodida adultez. Adquirir responsabilidades que ocupan tu mente mucho más que buscar el azul perfecto en tu paleta. Lo peor de todo ello es que con la adultez, mueren las musas (o musos, no sé si existe un género masculino para ello) perfectos y aparecen sólo fantasmas que transitan por un par de versos, para volverse a ir. Yo escribía poesía para alguien a quien amaba, un ideal alter-ego y, a quien creía, conquistaría con ellas. Era buena. Sé que lo sigo siendo, pero ya no tengo a quién sacar roncha con ellas. Ergo, mi inspiración alpinchista se ha quedado en silencio, mirándome desde otro lado, para aparecer como un espejismo, en momentos puntuales.

 

¿Desde la Prosa?

 

No, tampoco me ilusiono. No tengo a quién enviarle mis cuentos, tampoco. Luego, creo que probablemente, mi corazón se encuentra perfectamente drenado para ser utilizado como monedero o algo así. Acepto propuestas de uso alternativo.

 

Mi resquicio de palabra se encuentra pegado a estos posts y a mi bitácora personal. Y con este texto, le doy en la torre al post anterior. Pero así soy yo. Todo un rollo.

 

Pd. Últimas noticias: Dedo Medio le ha echado –para variar- la culpa a Toledo, en uno de sus conteos. Mi madre (a la que le suelo leer la revista, porque ha sido operada de la vista) ha llorado de risa, como siempre. Yo lamento que tenga tan pocas páginas, porque me la leo en menos de hora y media. Leo muy rápido, chsss.

Buenos Blogs de dibujitos, que ha aparecido (o ke he descubierto) de un tiempo a esta parte: El Cuy, Rotting, Roudoudou et Petite Bouclée. Otro blog que me ha hecho llorar de risa: El Ultimo Pelo


Poema 25

Pareja (Oleo) 2003

Se reconcilian los mundos

con un dulce, un cielo

se combinan los matices

con el médium de por medio

el sabor se desliza

pertinente, por tu cuello

la armonía se presenta

en verdadero tiempo

por recuerdo desesperanzado

hay uno perfecto

 y tu mejilla pálida y fría

-como sucede en los inviernos-

huele a incienso

Se termina todo y se inicia el resto

para que el parnaso tenga

el descanso que merece

cuando susurro a tu oído

el rezo acompasado

mantra obligatorio

de mi amor de cuento.


Otro de Todas las Palabras Son Combinables.

Poema 8

Centauro Alado (Colección del Casino de Miraflores, Lima, 2006)

8

Llegarás temprano algún día

sobretodo los domingos de sombras

de angustia pudiente para otros pechos

que justamente se te comerán tus sobras

Caerás exacta, lo prometo

sin sacrificios ni capturas

ni silencios lacerantes

ni columnas rotas


Pero mientras, amazona

sigue buscando el rastro de las sombras

insistente, sigue peleando

poco es el tiempo que resta

las acongojadas, los destellos lejanos

de la luz del verdadero oro perdido

la verdad te espera, temerosa

porque conoce tus fuerzas, preciosa

tuyo es el final del mundo en camino


Sacado de “Tres” poemario inédito.

FINAL COUNTDOWN

Lovers (embrace) by Egon Schiele- 1913.


Este deseo irrefrenable

que vive en la punta de tu lengua

y me baña con el sabor del amor

durante todas las noches

reales o ficticias de ambos,

está a punto de ser leído.

Este deseo humano y divino

es manto de estrellas que nos va cubriendo,

con una luna y una estrella por testigos..

es un todo,

es el fruto de un milagro

sin pecado concebido.

Poema 13 (de otro file)

Sensación (oleo inacabado, empezado el 2006)


13

Me plenas

en vivo y en diferido

los fines de semanas proveídos

mientras me lees, ocurrente

en cada instante infinito


Me plenas

en ardoroso conjunto del verbo herido

desde tus manos exultantes

coordinando al extremo

desde tus puestos íntimos.

Me plenas

quiero saberme en tu juicio

escrutarme desde tus recuerdos

¡Pero qué boba!

sólo sonrío.

Un peu de histoire.- Me tuve que detener en la calle a escribirlo. Era una época en la que yo pensaba -estúpidamente- que mis versos podrían hacerle cambiar de opinión. Claro que no. Encima se dio el lujo de tratarme como el resto de sus chamaconas. No puedo decir que lo he perdonado. Tampoco puedo decir que lo he olvidado. Mucho menos, que le quiero: digamos que el profundo amor que me hizo escribir tanta poesía es el que ahora desea que jamás se me vuelva a cruzar por mi vereda. Por supuesto, mi radar mejoró mucho, pero hay otros honores que pertenecen a otros antes y luego que él. Digamos, entonces, que estamos en una versión 5.0 de Dreampicker, por lo menos…

Poema 1

Pliegues (oleo 2005, creo) Imagen posteada antes, pero no recuerdo cuándo.


Si el cielo me ocultara

Hoy soy perfecta para salir corriendo

en medio de todos

agitando los brazos

gritando como loca

hoy me he desproblematizado

no preciso el verbo que sale de tus labios

que bueno es estar afuera

que lástima amarte los jueves

los fríos

las lluvias.

Este era un post para jueves. No tuve tiempo.