Nuca

¿Qué hacía yo en aquel auditorio?
buscaba la salida.
la gente estaba atenta a lo que empezaría
y el auditorio se iba llenando.
y derrepente, buscaba tu
figura
entre la gente,
buscaba tu espalda,
para besarte la nuca

y la nostalgia
me abrazó.

me quedé así
prendida de algo que nunca hice
mezclando los idiomas
como una loca
y pensando en una conexión
que reververa
de vez
en cuando, soñando.

Sábado

Sábado de verbo henchido
echada,
sobre tu pecho mojado
yo recuerdo todas las fresas
pero me olvido en pasado
de invertebrados sueños
de acompasado llanto
de lobos que no aullan,
más que en perdidos campos
“no me llenes de ellas”
– dices, tú
Sabes, querido infierno…
me importa un rábano santo.
Sábado de cortina al garete
penumbra cantada
mis pies, sollozando…

Aquí, echada, olvidando.

En alguna hora

Tal vez
alguna vez
coincidan todas
las palabras y las cosas
y los sueños y las acciones
y los besos y los suspiros
y las sonrisas y las caricias
y las pérdidas encontradas,
de percal y seda
mis colores favoritos
tus gestos preferidos
tú y yo.

21

Deseo furtivo de mi alma en pena

deja de ser un sueño olvidado

deja nuevamente mis ojos acuosos

para que el mundo vuelva a serme grato

cualquier corazón sincero

vuelva a perturbarme hasta el tuétano


¡Qué desesperanza tan grande

colgada de mi cuello

que no cree ni en mí misma

pero se para mirando en todos mi interlocutores

y desea cambiar el sabor amargo

de todo mi tiempo ocupado!

¡Qué triste puede ser

estar olvidada de sí misma

ignorantes, las rosas

las palabras

así!

Todo por un deseo casi sofocado

por la coherencia del que presupuesta

cuando esta aprehensión en

el pecho aparece

otra vez

es la falta

para creer que es posible…

que es posible volver.

13712/09 – poema 5

imagen, de aquí

En este caos pandémico
en el que se mueve
mi espíritu
donde no me habito más
porque mis ansias están
así
comprometidas,
amordazadas dulcemente
atrapadas al vuelo
con una mirada perdida
que nunca se ha fijado en mi frente;
este desbarranque furioso
de cada palabra
estúpida
de mi corazón imberbe
me señala
desesperadamente
que lo único importante
polémico, adyacente a mis costas
invasivo, porque quiero;
lo único relevante
es que te quiero.

06 Noviembre

Quiero darte
lo último de todo
esa materia madre
que despierta mis ideas

Preparar el golpe del destierro
al que me incluye tu pereza
para entender
lo que esperas
que mi legión decida
porque no entiendes esa visceral necesidad de amarte
de pedirte que corras
hasta colisionar conmigo
como en una película
haciéndote cargo de todo lo mío
apropiándote, de hecho,
de las pertenencias que quedan
en este cuerpo
asumiendo mi pobre forma
restada de la tuya.

Quiero que vueles, que grites, que golpees
que me digas
“voy y tendrás que aguantarme,
vivir por mi mirada
por el resto del mundo”

Más es una tontera
me como mis ansias
pegando águilas muertas
relatándole al espejo
que ya no regresas.

poema 4

imagen de aquí

Para cuando no te vea

para cuando me sigas buscando

creyéndome muerta

para cuando cada palabra corte como un cuchillo

cuando las promesas parezcan mentiras

para cuando no entiendas cómo fue tu olvido

para cuando yo duela

para cuando voltees

para siempre.