Mundos Paralelos.

Algo de lo que hice mientras esperaba.

Tuve un fin de semana en la dimensión de las reunas. El viernes me reuní con los pocos amigos (pero buenos, eh) que me dejó la PUC. El sábado fue el turno del grupo de ex compañeras de trabajo de una institución del Estado. Nunca como ayer me di cuenta que ambos grupos nunca se juntarán: mientras mis amigos de la PUC se quejaban de la dificultad de encontrar gente que le guste hablar sobre actualidad, cine y libros, mis otras amigas parecían sacadas de un capítulo de Sex & The City y calculaban su felicidad en base a la medida de cierto miembro masculino.


Este post iba a incluir la segunda conversa, pero la verdad, prefiero postear el dibujo que estaba haciendo mientras las esperaba, en el Starbucks que está frente al parque Kennedy.


Al cierre:

1- En cambio, sigo diciendo que estoy en contra las atrocidades judías en Gaza. Pero no me planto a la manifestación perucha que se hizo el fin de semana. Me jode a rabiar que intenten politizar a la muerte.

2- Cesar Hildebrandt entrevistando a Junior. Chmre. Antes de desearle buena suerte y bendiciones, le hizo morder el polvo. Aún recuerdo a Jr, espiando por las ventanas de su casa, las reunas de un grupo de estudiantes en el depa de enfrente… quién iba a decir que ese tipo (que parecía un anormal) iba a ser un periodista controvertido…

3- Top Radio se ha dejado linkear y ahí es que se aparece la música en cuanto algún inocente abra este blog con los parlantes encendidos. La música va interesante y sobre todo, actual. Para oldies, mis videos.

4- Algo sobre aprender inglés… mi nuevo profe fue una verdadera sorpresa: joven, guapo y soltero, jajajajaja. Para tu carro, compadre. Tiene la edad de mi padre, le sale cabello por las orejas y debe ser viudo, por lo menos. La excentricidad de esas almas buenas que vienen a estos lares y sobre todo, a dejar su sello en los demás, siempre me sorprende. Me ha maravillado conocerle. Desearía hacer la diferencia, donde me encuentre, yo también.


The fucking video.- Luego del lindo (and a bit perverted) penúltimo vídeo, me planto con otro menos fregado. Lo siento, estas vejeces me gustan.

POST 100

Ilustración para Cuadernos Literarios, 2007


Si a alguien tengo que culpar de ciertas cosas que hago, es a mis amigos. Ellos alucinan que soy una mujer decidida, complicada y sobretodo, un genio que espera a su Ferrando. Los quiero tanto. Yo sólo soy curiosa, y es justo esa curiosidad la que me hace explorar muchos caminos con el mismo ahínco con el que haría cualquiera, de saber que es el último día de su vida. ¿Complicada? Come on. Sólo espero que la gente ande en el mismo intento que yo: no autotraicionarse o morir en el intento…ah y que no jodan por ello.


Yo diría que tengo un par de buenos amigos íntimos. A uno lo suelo mencionar siempre (esta vez dejo de hacerlo, para que pueda leerme en paz), mi adoradísimo amigo cometa, que tiene todas las cualidades que aprecio en un ser humano y sobre todo, que me parecen inconcebiblemente atractivas para cualquier mujer que se precie: es decidido, extrovertido y reconoce sus limitaciones, pero nada lo amilana. El jura que para estar pilas, hay que ir a Cuzco de tanto en tanto. Yo juro que, para levantar la cara del piso, sólo es necesario pasar media hora con él. Fue él quien me cargoseó tanto para que empezara a escribir este blog, hace 4 años atrás. Es él quien ahora me dice “Dream, tú eres tu propio Ferrando”, con sonrisa de oreja a oreja, mientras me comenta sus proyectos. Yo le agradezco su confianza y sobre todo, su tozudez para permanecer…


Mi otro amigo es una chica. Hace algunos posteos volvimos a encontrarnos, luego de mi retirada intempestiva de su vida – la mía era un Baldor- y espero que, pese a que la distancia va a venir en un tiempo a separarnos, en verdad no nos dejemos nunca. Ella estuvo entre los que aplaudía como locos en el primer concierto del primer grupo con el que canté. Estuvo en mi primera presentación teatral, en mi graduación… Con ella compartí helados inviernos en la PUC –Artes, mientras yo pasaba por mi edad media. Compartimos demasiadas cosas que colmarían este posteo. Pero ella es “la amiga incondicional” por definición. Siempre positiva, siempre en buena onda, siempre pensando en todo lo bueno que pueda pasarte y deseártelo de corazón. Espero no decepcionarla ésta vez.


Tons, este post 100 quería que fuera más yo que nunca. Quería decirme a mí misma lo suertuda que soy por un chorro de cosas que tengo. Al final, este blog lo escribo para mi y si alguien logra leerlo, ta bueno, pero no tengo intención de saltar a la gloria: para eso tengo otros documentos…


Este post 100 también era para agradecerles a los que trascienden en mí. A mis 2 súper amigos y a todo el resto de los virtuales (no se ofendan, que de “resto” no tienen nada) que han compartido y comparten aún, sus rarezas conmigo. 😛 No me alcanzarían posteos para hablar de todos ellos, tampoco. Ni para los antiguos ( I really love you, Jason) ni para los nuevos (vamos, ya saben quiénes son) con los que me espera siempre un futuro brillante…


Dije, en un post anterior que escribía por que me gustaba…pero la verdad es que escribo para seguir sobreviviendo.


*Reverencia * Gracias. Merci. Thanks.

Nos leemos. Siempre. Hasta el siguiente post.

Los Griegos, la Bákula y la PUC

El Blog Frases PUC ha ganado en el concurso de Blogs como el mejor en humorismo (¿era así o tiene otro nombre? who cares). Lo más alucinante de todo no es el premio, sino revisar los “aportes” de los profes de la universidad, algunos constantemente citados por sus “Citas Citables” (te extraño, Don Sofo) y que algunas me han hecho reir mucho..

Vale, entonces, mi modesto aporte: Recuerdo que allá por los 80s, cuando Cecilia Bákula dictaba clases de Historia Universal en Artes, mató al fan club de un chico de la facultad, diciendo sin asco en su cara pelada, en plena clase:

“… Y entonces, para los griegos, el canon de belleza era pues, integral. Osea, que un hombre hermoso era un hombre proporcionado, no como los que ahora les gustan a ustedes… así, flaquitos, de cara bonita (mirando al cuerito del salón)... adefesios físicos como éste que tengo al frente…”

Creo que ella también es la culpable de mi soltería.